Víctimas de los crímenes de las grandes farmacéuticas

Las personas que se volvieron adictas no recibieron miles de millones en beneficios por la venta de opioides, ni recibieron comisiones y recompensas por recetar medicamentos. Pero los trabajadores pobres de todas las nacionalidades fueron burlados y encarcelados como gente de baja estofa que era adicta a las pastillas.

Son incontables las víctimas de los crímenes de la industria y el comercio de la salud.

Son incontables las víctimas de los crímenes de la industria y el comercio de la salud.

Por Princess Harmony. El crimen de las grandes farmacéuticas: los beneficios de la adicción. El fiscal general de New Hampshire, John Formella, ha lanzado una demanda contra Walmart, Walgreens, CVS, RiteAid y otras farmacias por no hacer un seguimiento de las prescripciones de opioides y por no tomar medidas contra la prescripción de opioides posiblemente innecesaria, fraudulenta o excesiva.Mundo Obrero.

Las direcciones de las farmacias han ocultado la falta de seguimiento de las recetas, agravando estos crímenes contra la clase trabajadora.

Muchos miles de personas se han vuelto adictas a los analgésicos opiáceos. Muchas más han muerto por sobredosis debido al consumo de opioides como el fentanilo y sus análogos – furanilfentanilo, ohmefentanilo, acetilfentanilo, carfentanilo – cuando ya no podían conseguir los analgésicos prescritos legalmente.

En la era del COVID-19, la adicción a los opioides ha aumentado, y también las muertes por opioides. En 2020, se perdieron 92.000 vidas por culpa de los opioides, y muchas más han quedado destrozadas por su causa. (Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas)

Los productores de analgésicos como Purdue Pharma -el fabricante de OxyContin (oxicodona)- son una de las principales fuentes de la epidemia de opioides y sobredosis. Estas empresas mintieron consciente y deliberadamente sobre la naturaleza adictiva de sus analgésicos. Los médicos que recetaron los fármacos de estas empresas recibieron sobornos y recompensas por su capacidad para vender la mayor cantidad de analgésicos. (“Purdue Pharma culpable en las muertes por opioides”, Mundo Obrero, 26 de octubre de 2020)

Las cadenas de farmacias deberían haber rastreado las prescripciones excesivas y haber informado a las autoridades de las prescripciones sospechosas o excesivas para que las investigaran. Esto no ocurrió. En cambio, como dijo el fiscal general Formella, las farmacias actuaron como “el último eslabón” de la cadena de suministro de opioides.

Demandas contra farmacias y empresas ‘traficantes’

New Hampshire no es el único estado que ha presentado demandas contra las farmacias. Dos condados del estado de Ohio han iniciado anteriormente demandas contra Walgreens, Walmart y CVS. Esas demandas tuvieron éxito, aunque otro proceso judicial determinará qué daños y perjuicios habrá que pagar.

CVS, Walgreens y Walmart rechazaron la decisión, alegando que no era “su culpa”. Dados los resultados de otras demandas por opioides, existe la posibilidad de que los tres gigantes farmacéuticos y sus propietarios se libren de sus crímenes contra el proletariado.

Por ejemplo, la familia Sackler -dueños de Purdue Pharma y fundadores de Mundipharma- recibió inmunidad en su juicio por bancarrota en Nueva York, a pesar de que la sobre prescripción de OxyContin les beneficiaba económicamente.

Los activistas -entre ellos antiguos adictos a los opioides- protestaron por la concesión de inmunidad a los Sackler y sus agentes. El Departamento de Justicia y varios fiscales generales de otros estados protestaron por la decisión, diciendo que las personas perjudicadas por la prescripción excesiva de OxyContin y otros analgésicos opiáceos tenían derecho a demandar a los responsables de su sufrimiento.

Ya sea que los fabricantes de opioides -Purdue Pharma, Teva Pharmaceuticals, Johnson & Johnson y otros- o los distribuidores de opioides -Walmart, Walgreens, CVS, Rite Aid y otros- la cadena del flujo de opioides puede rastrearse a través de todos ellos.

¿Quién es el chivo expiatorio del consumo de drogas?

Los negros y morenos pobres, junto con los blancos pobres, son etiquetados como la causa principal de la crisis de los opioides, porque algunos de ellos han tenido que recurrir al tráfico de drogas de bajo nivel para sobrevivir. Pero no son ellos los que han creado la crisis, ni mucho menos. La burguesía de los fabricantes y distribuidores de medicamentos y la pequeña burguesía de los médicos y farmacéuticos son los creadores de la crisis de los opioides.

Las personas que se volvieron adictas no recibieron miles de millones en beneficios por la venta de opioides, ni recibieron comisiones y recompensas por recetar medicamentos. Pero los trabajadores pobres de todas las nacionalidades fueron burlados y encarcelados como gente de baja estofa que era adicta a las pastillas.

La “Guerra contra las Drogas” es una mentira. Si la Guerra contra las Drogas fuera realmente una guerra contra las drogas, los Sacklers de Purdue Pharma, los gerentes corporativos de Teva Pharmaceuticals, los Waltons dueños de Walmart, los dueños y gerentes ejecutivos de CVS y muchos otros estarían esposados y en la cárcel. Se les obligaría a entregar al pueblo sus ganancias de dinero sangriento. Recibirían su justo castigo por haber matado y drogado a tantas personas.

En cambio, la “Guerra contra las Drogas” sigue atacando a los negros, marrones y blancos pobres como si fueran los responsables. Siguen siendo arrestados y retenidos en los sistemas penitenciarios, castigados por “delitos” de bajo nivel de los que se libran los más ricos, y trabajan por centavos o por nada sin posibilidad de una formación laboral significativa.

La guerra contra las drogas continúa. Nuestro trabajo consiste en exigir a los jueces y a los fiscales que castiguen a los verdaderos culpables de la epidemia de opioides y sobredosis: las empresas fabricantes de medicamentos y las farmacias distribuidoras.

Fuente: Mundo Obrero

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.