Ucrania: Estados Unidos y la OTAN crearon este lío

El plan de EEUU era que su agresiva alianza militar, la OTAN, se expandiera hasta toda la frontera de Rusia con miras a desmembrar aún más a Rusia y consolidar la hegemonía de EE. UU. en todo el continente europeo.

Cuando Volodymyr Zelensky apareció por primera vez en las pantallas de televisión como “presidente de Ucrania”, lo hizo como actor en una popular serie de comedia.

Cuando Volodymyr Zelensky apareció por primera vez en las pantallas de televisión como “presidente de Ucrania”, lo hizo como actor en una popular serie de comedia.

Por la Coalición de Hamilton para Detener la Guerra. Ucrania: Estados Unidos y la OTAN crearon este lío. Estados Unidos y la OTAN crearon esta crisis porque dejaron de lado las demandas razonables de la Federación Rusa en dos borradores de tratados presentados el 21 de diciembre de 2021. Una de las demandas clave fue una Ucrania neutral y una promesa vinculante de que nunca se uniría a la OTAN.

Si te parece que este texto aporta al conocimiento, moviliza el pensamiento crítico
y promueve la discusión creativa, no dejes de compartirlo con los que más quieras. Divúlgalo.

Por su parte, el presidente ucraniano Zelensky desestimó los Protocolos de Minsk (*), que eran la única fórmula para solucionar el impasse de las repúblicas escindidas de Donetsk y Luhansk. Los Protocolos de Minsk requerían que el gobierno ucraniano negociara con la región separatista sobre la restauración de su autonomía anterior, así como de los derechos lingüísticos y culturales, antes del golpe de estado de Maidan en 2014.

Estos fracasos dejaron solos al pueblo de habla rusa del Donbass para sufrir la creciente embestida militar de un gobierno ucraniano, plagado de partidos neonazis, incitados por las armas y el dinero occidentales.

Todo lo anterior son las llagas supurantes de tres décadas de traición por parte de EE. UU. y la OTAN a sus promesas a principios de los 90 a Gorbachov, el último presidente soviético, de que la OTAN no se expandiría “ni una pulgada hacia el este” de una Alemania reunificada.

Sin embargo, en los últimos treinta años, en lugar de disolverse (porque se creó para proteger a los países del Atlántico Norte del supuesto peligro del comunismo), la OTAN se expandió 800 km. al este, y admitía catorce estados que se habían separado de la antigua Unión Soviética o eran ex miembros del Pacto de Varsovia. Las fuerzas militares y navales occidentales (incluidas las canadienses) estaban estacionadas en estos nuevos países miembros de la OTAN y la OTAN instaló sistemas de misiles y realizó simulacros masivos cerca de las fronteras disminuidas de Rusia. Claramente, el plan de EEUU era que su agresiva alianza militar, la OTAN, se expandiera hasta toda la frontera de Rusia con miras a desmembrar aún más a Rusia y consolidar la hegemonía de EE. UU. en todo el continente europeo.

Otro dolor enconado para Rusia fue el golpe de estado inspirado por Estados Unidos en Kiev en 2014, cuya junta pensó que podía imponer su voluntad a la minoría de habla rusa en el Donbass.

Rusia, en su deseo de proteger a la gente de la región de Donbass, decidió razonablemente reconocer a sus gobiernos y crear una zona desmilitarizada en el resto de Ucrania.

Creemos que el gobierno de Trudeau debería ocuparse de sus propios asuntos y salirse de Ucrania. Ya ha causado suficiente daño al apoyar el golpe de estado de Maidan de 2014 y armar y financiar a la junta hasta los dientes, sin mencionar las medidas económicas coercitivas contra Rusia durante muchos años.

Canadá debería abandonar la pandilla de ladrones y destructores de tierras conocida como OTAN y poner fin a toda su participación en provocativas aventuras militares en Ucrania, Letonia, Rumania y el Mar Negro.

Además, el gobierno de Trudeau debería redirigir los 350.000 millones de dólares canadienses propuestos para nuevos aviones de combate, buques de guerra y drones depredadores inspirados en la OTAN, hacia programas sociales y armas defensivas para el territorio soberano de Canadá.

También debe firmar y ratificar el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares (TPNW) y abstenerse de admitir como refugiados a cualquier persona asociada con el batallón neonazi Azov de Ucrania.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.