Cuando los atributos del odio y la perversión enmascaran la necedad

Patricia Bullrich, vomitando su odio, inhumanidad y perversidad, desnudó, finalmente, su disposición hacia la violencia cívica y su insuficiente inteligencia como para participar de cualquier construcción democrática.

Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio (JxC), vomitó su inhumanidad, su perversidad y su odio, como una forma de compensar su falta de inteligencia.

Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio (JxC), vomitó su inhumanidad, su perversidad y su odio, como una forma de compensar su falta de inteligencia.

Por María Cafferata. La titular del PRO dijo que la operación de Cristina Kirchner es parte de una especulación política. La supuesta ironía que desnudó la falta de humanidad de Patricia Bullrich. El Frente de Todos repudió los dichos de la titular del PRO y recordó la solidaridad de Cristina Kirchner con Esteban Bullrich que padece ELA. El silencio de Juntos por el Cambio. – Página 12

Mientras Cristina Fernández de Kirchner descansaba en el Sanatorio Otamendi tras su operación y numerosos referentes políticos le deseaban una pronta recuperación, Patricia Bullrich decidió que era una buena idea ironizar sobre el tema y aprovecharlo electoralmente. «En los momentos difíciles se esconde, no está», cuestionó durante una conferencia de prensa en Salta, en la que especuló con que la vicepresidenta podría haber planificado la fecha de la operación para no estar presente cuando «los resultados (electorales) nos den a nuestro favor». El comentario de la presidenta del Pro despertó automáticamente el repudio de gran parte del arco político. Decenas de legisladores, funcionaries y candidates del Frente de Todos acusaron a Bullrich de sembrar el odio, de haber cruzado un límite e, incluso, lo compararon con la campaña de «Viva el cáncer» contra Eva Perón. Más de uno recordó la solidaridad que la expresidenta había tenido con el senador Esteban Bullrich cuando le diagnosticaron ELA y le echaron en cara –a Patricia Bullrich en particular, pero al Pro en general– una «total falta de humanidad». En Juntos Por el Cambio, mientras tanto, prefirieron no pronunciarse sobre los dichos de una de sus jefas políticas.

«En los momentos difíciles se esconde, no está, ¿será que planificó la operación para no estar cuando se den los resultados a nuestro favor?», lanzó, entre risas, Patricia Bullrich durante una conferencia de prensa en Salta, lo que generó los aplausos (breves e incómodos) de los presentes. «En todos los momento difíciles Cristina Fernández de Kirchner no estuvo, así que es una conducta. Eso nos está avisando algo, algo bueno para Juntos Por el Cambio», celebró, previo a lavarse las manos con un rápido «y espero que le haya ido bien en la operación, por supuesto».

Si crees que este texto aporta al conocimiento, moviliza el pensamiento crítico y promueve la discusión creativa, no dejes de compartirlo con los que más quieras, divúlgalo.

Cristina Fernández se encuentra internada desde el jueves por la mañana en el sanatorio Otamendi, en donde se realizó una histerectomía programada a través de una laparoscopía. Según el parte médico, se le extirpó un pólipo uterino que se había encontrado y que «presenta características benignas». Al caer la noche, según indicaron desde el mismo sanatorio, la vicepresidenta presentaba una «evolución favorable» y cursaba un «postoperatorio normal». Más allá de esto, las declaraciones de la ex ministra de Seguridad del macrismo cayeron pésimo en el oficialismo, desde donde salieron a criticar con dureza lo que consideraban que había sido una expresión que había «cruzado todo los límites».

Las repercusiones

«Veo insensibilidad, maldad, oportunismo, una falta de empatía contra alguien que está pasando un momento difícil. Aprovechar para pegar en este contexto supera todos los límites que uno entiende que hay que tener en la disputa política», denunció el senador Mariano RecaldePágina/12. En el mismo tono se pronunció la ex ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García: «Todo tiene un límite, aun en la contienda política y de mucho calor en la campaña. Recuerdo cuando se accidentó Raúl Alfonsín y todo el arco político expresó su solidaridad porque no tenía nada que ver la salud de una persona con la especulación en una campaña», reflexionó en diálogo con este diario. García también recordó la actitud que había tenido la ex presidenta hace unos meses con el senador del Pro, Estaban Bullrich, cuando anunció que tenía la enfermedad degenerativa ELA: no sólo lo llamó personalmente (en una conversación que, según cuenta el mismo Bullrich, lo emocionó), sino que encabezó el aplauso de bienvenida que se le hizo al senador cuando se retomó la presencialidad en la Cámara Alta. «Ella demostró una enorme humanidad y esto demuestra un enorme salvajismo», afirmó García.

«Vas a decir algo, Rodríguez Larreta sobre la nueva campaña ‘Viva el Cáncer’ de la presidenta de tu partido? Y el resto de los dirigentes del PRO⁩ comparten esta falta de humanidad y empatía? ¿O son todos igual de perversos que ella?», la cruzó, por otro lado, el diputado nacional Rodolfo Tailhade a través de sus redes sociales. «¿Patricia Bullrich sembrando odio? Nadie sorprendido ¿Esto es lo que piensa el Pro? Una pena que Horacio Rodríguez Larreta mande como vocera a quien no siente empatía por el dolor de los demás», sumó la diputada Cecilia Moreau.

Fueron varios les diputades que, frente a las declaraciones de Patricia Bullrich, decidieron apuntar contra el Pro y JxC en general, exigiéndoles una respuesta. «¿No te parece demasiado bajo, Horacio Rodríguez Larreta? Los guía el odio y la falta de empatía», denunció la diputada Paula Pennacca. «Patricia Bullrich es la pura verdad de lo que piensa y siente el macrismo. La empatía ante el dolor también te la debo. Ojalá que Larreta, Vidal y Santilli condenen la violencia política de su jefa. ¿O serán cómplices?», cuestionó la diputada Monica Macha. «Mientras Horacio Rodríguez Larreta anda por La Pampa dando recetas electorales, estaría bueno que alguno de sus simpatizantes locales le pregunte si esto que dice esta señora es lo que piensa el PRO. Odiadores seriales disfrazados de republicanos. Con esto no se jode», denunció Hernán Pérez Araujo.

En la coalición opositora, mientras tanto, decidieron optar por el silencio. «No opinamos sobre las opiniones de otros», se desentendió una importante figura del Pro ante la consulta de este diario. El jefe de gobierno porteño, la candidata a diputada porteña, María Eugenia Vidal, y les principales referentes del radicalismo y la Coalición Cívica también prefirieron no hacer declaraciones sobre los dichos de la presidenta del PRO. «Pero lo que es seguro es que María Eugenia nunca se metería con los temas de salud de nadie», advirtieron, en un intento de marcar las diferencias, desde el entorno de Vidal.

Sin ningún tipo de respuesta o explicación de parte de la coalición opositora, el FdT también aprovechó para diferenciarse políticamente en un contexto de campaña. «Eso es alguien que exude asco por el resto de las personas, no es un proyecto político que este enancado en la búsqueda del bien común, esta enancado en buscar poder para beneficiarse ellos, su familia y sus amigos», disparó el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, en C5N. «Nunca no está envenenando la conversación pública con discursos de odio Bullrich, la presidenta del PRO, el partido de Macri, y también de Larreta, Santilli y Vidal. Sí a las discusiones políticas, ideológicas, de cara a la sociedad, no a estas bajezas para mendigar repercusión», declaró Federico Otermín, presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, a tono con el lema de campaña del gobierno nacional.

Fuente: Página 12

Si crees que este texto aporta al conocimiento, moviliza el pensamiento crítico y promueve la discusión creativa, no dejes de compartirlo con los que más quieras, divúlgalo.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.