9 de Julio del 2021 en Tucumán: sin triunfadores, todos vencidos

En medio de este cabaret de mediocres ambiciones, Alberto y Cristina luchan denodadamente por curar a la Patria; por salvar vidas y por retornar al País de la Producción y del Consumo Interno, luchando contra Opositores y también -como quedó visto- contra Oficialismos varios, mientras el Poder Real ya inició la campaña del "que se vayan todos", para que queden los de siempre, pero reencaminados, Amén.

Tucumán, República Argentina

Tucumán, República Argentina

Por Javier Ernesto Guardia Bosñak. 9 de Julio del 2021 en Tucumán: sin triunfadores, todos vencidos. De la boca de Manzur surgieron los nombres de Alberto, de Macri y de Cristina. De ninguno de los Discursos y declaraciones Oficiales, surgieron los de Bernabé Aráoz; Bernardo de Monteagudo o Ildefonso de las Muñecas, solo por mencionar a algunos de los muchos nombres que forjaron la Tucumanía y la Independencia de la América del Sur.

La Tucumanía fue siempre rebelde; siempre patriagrandista; muchas veces revolucionaria y siempre cargada de ideología. En definitiva, Tucumán siempre tomó posiciones políticas (Batalla de Tucumán, Sept/1812, por ejemplo) y por eso siempre la castigaron: por su Congreso (además del rol económico de Tucumán, su ubicación era estratégica entre el Alto Perú y el Río de la Plata); por sus dos Tucumanazos; por sus Obreros y Estudiantes marchando codo a codo, con una notable formación para dar la batalla cultural. La castigaron reduciendo su territorio hasta convertirlo en el más pequeño del País. La castigaron con latifundios y el perro familiar; con Onganía y el cierre de los Ingenios, que produjo una masacre social; la castigaron con el Operativo Independencia; con Bussi y con el Pozo de Vargas.

Para este 9 de Julio de 2021 y, ante el éxito de lo que fuera la mayor carta sobre la cual apostaba su futuro político la derecha opositora Argentina (el magnífico Plan Nacional de Vacunación contra el Covid), la Oligarquía Ganadera y la Oligarquía Agropecuaria salieron con toda su artillería a manchar la más importante de nuestras Fechas Patrias.

Esa Oligarquía que no disimula su indignación cuando sus privilegios disminuyen (porque ni siquiera desaparecen unos cuantos, toda vez que un Gobierno Nacional y Popular intenta distribuir la riqueza de una forma algo más equilibrada), tiene márgenes tan altos de rentabilidad, que nada dijo -por ejemplo- cuando el gobierno de Macri incrementó escandalosamente la Energía y el Combustible, dos variables que impactan de lleno en cualquier actividad productiva, comercial y social.

No les afectaba, mientras tuvieran el manejo de la evasión por medio de la Hidrovía, libertad para liquidar y declarar lo que se les viniera en ganas; impunidad para fugar sus divisas a paraísos fiscales y un libertinaje medieval para explorar a sus trabajadoras y trabajadores, a la par de la pérdida de Derechos y de un Ministerio de Trabajo degradado a la nada misma.

En ese contexto y, ante la visita a Tucumán del Presidente Alberto Fernández este 9 de Julio de 2021, es la Política Oficialista de Tucumán la que debiera haber cerrado filas en defensa del Gobierno del Frente de Todos, pero no fue así. Porque emergió la Oligarquía Política Tucumana, aquella que viene librando una peligrosa batalla interna por proyectos individuales y por mantener escandalosos privilegios, al igual que lo hacen las otras dos Oligarquías mencionadas anteriormente.

Oposición y Oficialismo Tucumano mostraron lo mucho que se parecen en las diferencias: una Plaza Independencia a la que se le destinaron millones de pesos para ser destruida, luego de permanecer 18 meses cerrada, fue una contundente diapositiva. Un frío sepulcral entre Poder Ejecutivo y bloque oficialista del Poder Legislativo, fue la ratificación de la chatura política de nuestra dirigencia, donde la tilinguería también goza de marquesinas ordinariamente iluminadas. Ricachones de Barrio Norte disfrazándose de pobres en protesta y Empobrecidos Pueblos Originarios haciéndole el juego a la Oligarquía Política en la Sagrada Ciudad de Quilmes, termina de completar el escenario de esta tragedia (la nuestra).

En medio de este cabaret de mediocres ambiciones, Alberto y Cristina luchan denodadamente por curar a la Patria; por salvar vidas y por retornar al País de la Producción y del Consumo Interno, luchando contra Opositores y también -como quedó visto- contra Oficialismos varios, mientras el Poder Real ya inició la campaña del «que se vayan todos», para que queden los de siempre, pero reencaminados, Amén.

Sin lugar a dudas, son muchos y grandes los desafíos que se presentan en el horizonte del Progresismo, porque -sin darnos cuenta- la crecida de este río revuelto nos está arrastrando a un Bifrentismo de Derecha (como el de EEUU), habiendo escenarios más complejos aún como el que observamos en Tucumán, en el que asoma un cuádruple Frentismo, exclusivamente todos de Derecha.

Mientras tanto, muchas de las Agrupaciones Kirchneristas giran al rededor de este sistema perverso, como planetas a la deriva en busca de ser atraídos por el magnetismo de ese sol llamado Cristina, sin reconocer el hecho de haberse convertido en vacíos satélites girando en la órbita de estos fríos planetas, cada día más alejados de nuestro Sol.

Sentado, en la vereda de las ruinas de una esperanza y de un sueño que parecían tan alcanzables, el Pueblo Militante observa las miserias de quienes debieran Conducirlo en la unidad de un proyecto común y – en cambio – no hacen más que dividir, para así multiplicar sus voracidades individuales.

Sentado espera el Pueblo Militante Kirchnerista y Progresista. Y lo hace como siempre lo hizo: sin pedir nada y sin esperar nada a cambio. Y será así hasta que llegue el día en que se levante y recupere la rebeldía y el espíritu revolucionario. Y pedirá gestos; y exigirá cuadros; y lo colectivo será la Carta Orgánica del Movimiento. Mientras tanto, de no hacerlo, seguiremos celebrando farsas de triunfos ajenos, para maquillar nuestras propias derrotas, que son las del propio Pueblo.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.