Carta abierta a Alfredo Lewkowicz, alias «Leuco»

Usted, Alfredo Leuco, es uno de los tantos manipuladores que se la pasaron hablando del riesgo de ser Argenzuela, conspirando contra un Gobierno Nacional, Popular y Democrático, como fue el de Cristina Fernández de Kirchner (la culpable de sus nocturnas obsesiones non sanctas, Alfredo), para dejarnos en manos de la Argentuza que mal gobernó entre 2015 y 2019, desquiciando la vida de las Argentinas y de los Argentinos.

Alfredo Leuco junto a su hijo Diego durante un programa de Mirtha Legrand.

Alfredo Leuco junto a su hijo Diego durante un programa de Mirtha Legrand.

Por Javier Ernesto Guardia Bosñak. Carta abierta a Alfredo Lewkowicz, alias «Leuco». Escuché el cierre que hizo en su programa, deseando una Argentina sin kirchnerismo y sin fachochavistas, Sr. Alfredo Leuco (o Lewkowicz). Y disculpe que indique las dos versiones de su apellido, pero nunca entendí a los que cambian o modifican sus apellidos en la farándula. Tal vez porque siento demasiado orgullo por los que me dieron mi Padre y mi Madre, pero esa es otra historia.

Volviendo al tema que me lleva a escribirle esta carta, Alfredo, debo decirle que no es fácil digerir su constante catarata de difamaciones hacia Cristina Fernández y hacia el Kirchnerismo mismo, lo que lo ubica en el lugar de un verdadero psicótico, con una obsesión enfermiza hacia la persona de la Vicepresidenta, al extremo de haber enfermado no solo a su audiencia, sino hasta a su propio hijo.

Imagino que sus noches deben ser insoportables y eternas, Alfredo, porque el obsesivo no tiene paz interior y porque – para colmo – su obsesión se basa en un odio visceral y un resentimiento inexplicable hacia Cristina, que supera incluso a los requerimientos emanados por su empleador.

En pocas palabras, se pasó de rosca Alfredo, haciendo más caótica y vertiginosa su carrera, pendiente abajo, redoblando su esfuerzo por transmitir cada día más odio; más racismo y más xenofobia, a sus cada vez menos seguidoras y seguidores, que se reducen a un manojo de personas que transitan su vejez con sus espíritus arrugados por un antiperonismo anacrónico y desclasado. Gente grande a la que uno comprende, porque nacieron y vivieron en un Siglo XX plagado de asesinas Dictaduras y de fundamentalistas sotanas inquisitoriaies, dirigidas por los sectores Hegemónicos a los que usted rinde pleitesía a cambio de un suculento sueldo.

Celebro que el Dr. Gregorio Dalbón haya interpuesto formal denuncia ante el INADI contra Usted, Alfredo, por vulnerar la ley 23.592 y la propia CNA. Y deseo (o espero), que FOPEA y el INADI sancionen a Usted y al Medio para el que trabaja -al igual que al Grupo Clarín– por sus sistemáticos ataques al orden público y a la Democracia: Marcelo Longobardi y su deseo de una Argentina Dictatorial o un Jorge Lanata, atacando permanentemente a Cristina por ser mujer, son solo un par de ejemplos.

¿Quiénes siguen en su lista de odio y discriminación, Alfredo? ¿Los pobres o los Clase media con conciencia de clase? ¿Los Judíos o Musulmanes? ¿Los homosexuales y las lesbianas? ¿Los Peronistas y los Radicales o tal vez los Comunistas?. Porque también lo escuché decir que las Elecciones intermedias de este 2021, son -tal vez- las más trascendentes desde el retorno de la Democracia en 1983, porque están en juego -según usted- la «Patria y sus Valores» o el ser una verdadera República o una «Dictadura Chavista».

Usted, Alfredo Leuco, es uno de los tantos manipuladores que se la pasaron hablando del riesgo de ser Argenzuela, conspirando contra un Gobierno Nacional, Popular y Democrático, como fue el de Cristina Fernández de Kirchner (la culpable de sus nocturnas obsesiones non sanctas, Alfredo), para dejarnos en manos de la Argentuza que mal gobernó entre 2015 y 2019, desquiciando la vida de las Argentinas y de los Argentinos.

Las armas (de las que usted algo conoce, Alfredo), son peligrosas y causan mucho daño. Pero nada hay más dañino y destructivo para una sociedad, que promover el odio obsesivo entre los habitantes de una misma casa (la nuestra, la Argentina), porque nadie puede advertir de dónde o en qué momento vendrá el primer golpe; el frío puñal o la cobarde bala.

Solo tenemos la certeza de que siempre habrá sangre; anarquía y muerte, Alfredo: de hermanas y de hermanos, de católicos o de judíos, de blancos, mestizos o kollas, de bien intencionados y de los mal intencionados también, de parecidos y de distintos, Alfredo, esencia de la Democracia (respetar las diferencias), aunque ustedes busquen imponer el pensamiento único, como ya lo hicieron y como sueñan con volver a hacerlo.

Deje de lado el odio y la mentira, Alfredo, o sus nietos y nietas no verán más que una imagen borrosa y oscura, cuando intenten recordar el legado de su abuelo.

Que sea Justicia, por una primera y fundacional vez.

Fuente: Javier Ernesto Guardia Bosñak

Tafí Viejo – Tucumán
Yrigoyenista y Cristinista, por consiguiente, Kirchnerista, a mucha honra.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

8 Respuestas en Carta abierta a Alfredo Lewkowicz, alias «Leuco»

  1. César Julio Franchisena 17 mayo, 2021 en 4:09 pm

    Alfredo leucovich asesino de soldados argentinos. Viva la Patria

    Responder
  2. Cristian 16 mayo, 2021 en 4:06 pm

    Repudio las palabras de ud que cuestiona a Alfredo Leuco , cargadas de xenofobia al mencionar su apellido por su condicion de judio , Leuco pone en evidencia a la banda saqueadora más grande de la historia contemporanea Argentina, la que destruyó a la clase media y arrastró a la pobreza e indigencia a más del 40% de nuestros compatriotas.Ud defiende aos delincuentes burgueses disfrazados de Populistas que los someten a una práctica denigrante de someter su voto a cambio de prebendas.Como Argentino que perdido a un hermano en la guerra Montonera al ser parte de este grupo , si viera la opulencia de los que dicen revindicar esa lucha cuando huyeron como ratas despues de haberse enriquecido con el gobierno del proceso entre el otro extinto Jefe de la Banda Nestor Kirchner cuando ejecutaban en Rio Gallegos a los poseedores de los negastos creditos hipotecarios de la famosa 1050.
    La memoria no me traiciona y en cada lugar de la Argentina los seguiremos repudiando , por usureros.,cobardes,ladrones , que se refugian en los fueros parlamentarios para no someterse a la justicia.
    La Rebelión Social está en marcha!!

    Responder
  3. Leandro 16 mayo, 2021 en 2:48 am

    Excelente carta, me siento identificado que ellos no me representan para nada. Ellos son y fueron lo peor, y menos Leuco que tiene un pensamiento a todo lo contrario a lo que es la democracia.

    Responder
  4. Vazquez 15 mayo, 2021 en 4:00 pm

    Realmente Leuco es un personaje despreciable, generador de divisiones en la sociedad con mentiras, haciendo de la proyección de su odio visceral, corrupto. un daño inmenso a la Argentina toda, junto con los sirvientes de Magneto, Lanata, Feinman, y otros miserables canallas que buscan difamar a la Sra Cristina, que está muy por encima de todos ellos

    Responder
  5. Guillermo Sebastián Mircovich 15 mayo, 2021 en 7:20 am

    Gracias.Tu comentario es el mío por eso lo considero marcando la realidad de un triste momento que pasará a la historia trascriibiendolo como es»…el pensamiento de un asesino político

    Responder
  6. bloofigiof 14 mayo, 2021 en 10:05 pm

    Rather valuable information

    Responder
  7. Alberto Sosa 14 mayo, 2021 en 9:15 pm

    Me siento identificado con Javier,

    Responder
  8. Elida Lapadu 14 mayo, 2021 en 2:33 pm

    Impecable la carta!!!!
    Refleja el sentimiento de millones de argentinos, que queremos vivir en paz, sin odio, sin discriminacion y en armonia. Esto resulta inalcanzable, cuando personas como el Sr. LEUCO, transmite constantes mensajes de division de nuestra sociedad, tan castigada ya, económicamente, por anteriores administraciones, y agravada ahora por la pandemia, que no descrimina.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.