La Reserva Federal de EEUU, un polvorín a punto de estallar

En la década de 1920 se vivió un colapso de la economía y una depresión en medio de un mercado alcista especulativo derivado de la deuda. Ahora, la situación no se ve muy diferente y parece que la historia se está repitiendo, aseguran Max Keiser y Stacy Herbert en este nuevo episodio.

«La Reserva Federal parece un almacén de plutonio enriquecido junto a una fábrica de pirotecnia: en algún momento se mezclarán y explotará todo» En este episodio de ‘Keiser Report’, Max y Stacy comentan la vuelta de los locos años veinte del siglo pasado con unos ingresos y un consumo disparados. Actualidad RT

En la segunda parte, Max continúa su entrevista a James Turk de GoldMoney.com sobre el destino del dólar estadounidense en el contexto de la iniciativa de la Franja y la Ruta y el exceso de emisión de moneda.

En la década de 1920 se vivió un colapso de la economía y una depresión en medio de un mercado alcista especulativo derivado de la deuda. Ahora, la situación no se ve muy diferente y parece que la historia se está repitiendo, aseguran Max Keiser y Stacy Herbert en este nuevo episodio.

Al igual que hace 100 años, los ingresos y gastos de los consumidores están disparados, incluso actualmente han alcanzado máximos históricos. El Gobierno está entregando incentivos a la gente, que indiscriminadamente los está gastando en la compra de bienes. Sin embargo, también se ha dedicado al rescate de bancos. Esto da como resultado una deuda actual del 200 % respecto al mercado de valores, «que ha superado con creces la existente en esa otra década de los veinte», afirma Max.

Esa burbuja que terminará por estallar, como en aquellos años, solo está beneficiando a grandes inversores como Charlie Munger y Warren Buffet, de Berkshire Hathaway, ya que el 75 % de su cartera son bancos, que son los primeros que reciben el dinero de los rescates de los bancos centrales. «Sus ingresos han aumentado en miles de millones, porque no reciben 1.800 o 2.000 dólares del Gobierno, reciben 10.000, 15.000 o 20.000 millones de dólares», argumenta.

Entre tanto, los activos de la Reserva Federal técnicamente «no tienen ningún valor» porque en realidad tuvieron que ser comprados de instituciones en bancarrota como JP Morgan y Berkshire Hathaway. Estos conglomerados «intercambiaron los activos basura de sus cuentas por bonos del tesoro, dándole así liquidez a los bancos, explica Keiser.

«Así es como Warren Buffet acumuló sus millones, robándoles a los estadounidenses. Estos activos pasaron a formar parte de las cuentas de la Reserva Federal, que ahora parecen más bien un almacén lleno de plutonio enriquecido que colinda con una fábrica de fuegos artificiales. Llegará un momento en que ambas cosas se mezclarán y explotará todo», opina.

«Sí, estamos en los locos años veinte, literal y figuradamente, pero todavía queda mucho tiempo y podríamos incluso superar lo que ocurrió en la década de 1920. Si nos fijamos en las métricas relevantes, los mercados de valores ya están más sobrevalorados de lo que lo estaban en 1921. Ya nos hemos adelantado, así que ahora queda ver cómo superamos la apuesta», concluye Stacy.

Fuente: Actualidad RT

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.