La Unión Cívica Radical de Argentina, y la nada misma

Del otro lado de esa misma UCR Tucumana, que entre 2015 y 2019 fue cómplice y che pibe de la banda criminal comandada por Macri, Peña, Bullrich, Carrió, Lopetegui, Caputo y Quintana, la Senadora Silvia Elías de Pérez y el Diputado José Cano, el mismo 24M realizan un zoom con sujetos de dudoso compromiso con los DDHH, como el Emperador de Jujuy, Gerardo Morales; el operador Judicial Gil Lavedra; o el antiperonista Luis Brandoni, entre otros.

Naidenoff, Gerardo Morales, Alfredo Cornejo y Mario Negri, integrantes de la UCR que entregaron sus banderas a Mauricio Macri, para conformar el contubernio ultraderechista PRO-UCR.

Naidenoff, Gerardo Morales, Alfredo Cornejo y Mario Negri, integrantes de la UCR que entregaron sus banderas a Mauricio Macri, para conformar el contubernio ultraderechista PRO-UCR.

Por Javier Ernesto Guardia Bosñak. Los individuos -cualquiera sea su Especie- pueden unirse por diversos motivos y causas. Lo pueden hacer para asegurar la supervivencia de su especie; para dominar territorios; para dignificar la vida de los habitantes de su Comunidad o para llevar a la humanidad a los peores sótanos de la indignidad.

En ese contexto, hubieron hombres y mujeres que supieron construir una Unión revolucionaria, con una profunda convicción Cívica a nivel individual y colectivo, asumiendo una posición Radical para luchar contra un régimen falaz que sometía a una Nación entera, en beneficio de un pequeño porcentaje de la misma. Alem e Yrigoyen, fueron sus mentes y cuerpos más visibles.
Casi 130 años después, la UNIÓN mutó a Unicato; la conducta CÍVICA a cerebro Reaccionario y la fortaleza RADICAL – otrora herramienta de lucha para defender los intereses del Pueblo -mutó a sumisión de lacayo, con la entrega de banderas e historia, a los nuevos Conservadores del Siglo XXI.
Y en la pequeña provincia de Tucumán, a días de cumplirse 45 años del Golpe Militar que diera inicio a la peor Dictadura de toda nuestra historia (es necesario recordar que el primer Golpe de Estado fue justamente contra el gobierno del Dr. Hipólito Yrigoyen en 1930), los Intendentes de la UCR de las ciudades de Concepción y Yerba BuenaRoberto Sánchez y Mariano Campero, respectivamente- formalizaron una Alianza con el eterno y carísimo Empleado Público Ricardo Bussi (hijo del genocida Antonio D. Bussi).
Este empresario del sistema político de Tucumán, no se hace acreedor de nuestro repudio por ser «hijo de», sino por reivindicar el genocidio llevado a cabo por el Terrorismo de Estado (del que su padre fue parte con un rol macabro, sanguinario y protagónico) y por haber llegado al extremo de hijaputez, al sostener que el Pozo de Vargas era una mentira montada cual escenario.
Del otro lado de esa misma UCR Tucumana, que entre 2015 y 2019 fue cómplice y che pibe de la banda criminal comandada por Macri, Peña, Bullrich, Carrió, Lopetegui, Caputo y Quintana, la Senadora Silvia Elías de Pérez y el Diputado José Cano, el mismo 24M realizan un zoom con sujetos de dudoso compromiso con los DDHH, como el Emperador de Jujuy, Gerardo Morales; el operador Judicial Gil Lavedra; o el antiperonista Luis Brandoni, entre otros.
Una sobreactuación tilinga y sin convicciones al momento de hacerle frente al acuerdo entre un sector de la UCR y Bussi (mencionado al principio de esta nota), ya que ninguno reaccionó -en su momento y cuando correspondía- ante el Negacionismo Histórico que primó durante el macrismo; o cuando quisieron beneficiar con el 2×1 a genocidas condenados; o cuando el Legislador de la UCR Tucumán, Raúl Albarracín reivindicó al Operativo Independencia o cuando un mediocre legislador juró a su Banca en honor al genocida Domingo Bussi.
Patética realidad y patéticos teatros, los de estos actores de reparto que conforman a la UCR de hoy, quienes perdieron toda coherencia y credibilidad ante la mayoría de la sociedad, quedándole poco y nada de base electoral. Apenas, esa pequeña porción de gorilas odiadores y desclasados, cuyo discurso que más admiran es el del antiperonismo, el del antipueblo o el del antipopulismo.
Desaparece la UCR… Su luz se apaga lenta e irremediablemente, para dejar solo cenizas de la Unión Cívica Radical de finales del Siglo XIX y principios del XX, para volver a cargar con las cadenas existentes en el Preyrigoyenismo, en aquel País gobernado y dominado por la Unión de Conservadores y Reaccionarios que se llamaba PAN (Partido Autonomista Nacional) y que en el Siglo XXI se llama PRO.
Todo gira y todo es circular en la vida, sin importar que una vez sea tragedia y otra, comedia. Lo único que no conseguimos modificar -hasta el momento- entre giro y giro, fue que ellos siempre pusieron las balas y nosotros los cuerpos; o el hambre de las mayorías y los privilegios de las minorías.
Seguramente -como pueblo y como una compacta Unidad Ciudadana– algún día lo conseguiremos, pero en esa foto no estará la UCR, la que habrá perdido su oportunidad histórica de hacerlo, yendo en contra de lo que parecía ser su destino cuando nació.
Unión de Conservadores y Reaccionarios: los dueños de un sello que dice UCR.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

2 Respuestas en La Unión Cívica Radical de Argentina, y la nada misma

  1. Rafael Berruezo 27 marzo, 2021 en 1:02 am

    Dale no mas, dale que va. Que allá en el horno se vamos a encontrar. …

    Responder
  2. Carlo 26 marzo, 2021 en 9:31 am

    La UCR será rescatada por la juventud quién lleva en sus venas,la sangre luchadora de don Raúl Ricardo Alfonsín,quién alguna vez dijo que el límite de la UCR era la derecha.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.