Eduardo Feimann reconoce, publicamente, que es un pelotudo

"Si vos partís de la base que adentro (del campo de Dolores Etchevehere) hay delincuentes y afuera no hay delincuentes o que afuera hay delincuentes y adentro no, entonces yo lo que quiero es esperar que la justicia falle. No te enojés", declaró Pastor, incomodo ante la intolerancia de inspiración fascista de Feinmann.

Feimann reconoce que es un pelotudo. Feinmann se cruzó con Pastor y armó un escandalo en pleno programa. El conductor estalló contra su compañero de A24 mientras debatían sobre el conflicto familiar de los Etchevehere.

Feinmann se enojó y maltrató a Pastor, armando un escandalo en pleno programa. El conductor mostró con crudeza, el lado más salvaje y dictatorial de su personalidad -que siempre se esfuerza por contener- contra el periodista de A24, porque Pastor piensa distinto con respecto al conflicto familiar que mantienen los Etchevehere.

Eduardo Feinmann, estalló groseramente contra su compañero de programa Facundo Pastor, mientras discutían las diferentes posturas de cada uno respecto al conflicto de la famila Etchevehere y la estancia en litigio «Casa Nueva».

La discusión la generó exclusivamente Feinmann y de manera brutalmente intolerante, cuando comenzó a decir: «Yo me enojo con vos porque yo creo que vos querés vivir en un país y yo pretendo vivir en otro distinto» a lo que Pastor le respondió: «¿Pero en qué país crees que yo quiero vivir?», y ya muy alterado, Feimann continuó: «Te veo un poquito afecto a estas circunstancias (según Feinmann, las tomas de tierras) las dejas pasar, las relativizas y hay cosas que son blanco o negro, no hay grises. Grabois es un delincuente.»

«Si vos partís de la base que adentro (del campo de Dolores Etchevehere) hay delincuentes y afuera no hay delincuentes o que afuera hay delincuentes y adentro no, entonces yo lo que quiero es esperar que la justicia falle. No te enojés», declaró Pastor, incomodo ante la intolerancia de inspiración fascista de Feinmann.

Feimann continuó: «Quedate tranquilo Pastor, vos sos el dueño de la verdad y yo soy el pelotudo. El periodista sos vos y el pelotudo soy yo, quedate tranquilo Pastor querido. Se que no lo dijiste, pero se que lo pensás.»

Tras los dichos nerviosos de Feinmann, Pastor preguntó, soportando ya, el colmo del destrato: «¿De donde sacás que yo pienso que sos un pelotudo?». Feinmann concluyó: «Debo tener un mal día. No me vas a tomar examen Facundo. Te agradezco mucho, buenas noches, hasta mañana.» «Listo, bueno, chau…» concluyó Pastor y siguió adelante con su programa.

Fuentes: DataDiario

Tags: , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.