Primer aniversario del Gran Enroque y Jaque Mate

Cristina Fernández de Kirchner, es una “mosca blanca” en la política argentina, porque después de haber sido cuestionada, procesada, insultada, etc, por el sistema judicial y por medios privados de comunicación masiva, no solo salió indemne, sino que retomó la iniciativa y arremetió, hasta ahora exitosamente, contra ese obstáculo insalvable que hubiera acobardado hasta el “más pintado” de los políticos.

Evita y Cristina

Evita y Cristina

Por Carlos Stepanian. Enroque y Jaque Mate. Sí, lo pongo en términos ajedrecísticos, pues lo que pergeñó Cristina Fernández, fue una lúcida y muy bien calculada jugada de ese juego ciencia que a muchos de nosotros nos fascina. Pues bien, a causa de la campaña de desprestigio de la que fue objeto junto a su familia y allegados, ella sabía que una porción de la ciudadanía “meloneada” por los medios hegemónicos de comunicación, “jamás de los jamases” la votaría, entonces buscó a alguien que la remplazara en su candidatura a presidente de la nación.

A pesar de que con Alberto Fernández, no existía un vínculo afectivo ni político y sabiendo de antemano que este, pertenecía al partido renovador, no tuvo empacho de aliarse estratégicamente a esa fuerza que estaba “enemistada» con el kirchnerismo, pero que tenía el peso político suficiente para, en caso de ir unidos, imponerse en primera vuelta; como a las postres así aconteció o ante un eventual ballotage, desbalancear el fiel de la báscula a su favor.

Hay que hilar muy fino, como en el ajedrez, para realizar ese movimiento que sorprendió a propios y extraños y que genialmente ideó, planificó y concreto la actual vicepresidente de la nación, que no solo unió estratégica y políticamente a un sector de raíz peronista, que si iban separados le iba a jugar en contra, sino que los atrajo para sí y de esta manera lo neutralizaría a futuro, como después sucedió.

Evidentemente que Cristina Fernández de Kirchner, es una “mosca blanca” en la política argentina, porque después de haber sido cuestionada, procesada, insultada, etc, por el sistema judicial y por medios privados de comunicación masiva, no solo salió indemne, sino que retomó la iniciativa y arremetió, hasta ahora exitosamente, contra ese obstáculo insalvable que hubiera acobardado hasta el “más pintado” de los políticos.

Sí, por que el Grupo Clarín y sus adláteres no pudo con ella, porque al margen de su belleza física, elegancia, donaire, inteligencia, etc. porta unos “ovarios” que más de un hombre desearía exhibir ante semejante situación, porque luego de un ostracismo de cuatro años, volvió con la audacia y fuerza descomunales, luego de haber transitado por un “infierno” judicial sin precedentes donde fue acusada “artificialmente” de delitos que no cometió y que ante los tribunales denunció. “Los que tendrán que dar explicaciones, son ustedes”, les espetó en la cara a azorados funcionarios judiciales que no atinaron a ofrecer respuesta ante tamaña definición.

Sabemos cómo la “curte” la derecha vernácula, que por primera vez en su historia, llega al gobierno; por que el verdadero poder, lo detentan desde siempre, a través del voto de la ciudadanía. Hasta ahora las veces que gobernó, fue al margen de la constitución y las leyes por medio de golpes de estado perpetrados por el poder militar, azuzados por empresarios, políticos y clérigos, con el resultado de malvender los activos de la nación, disminuir los salarios, liberar el tipo de cambio, permitir la libre importación de bienes y servicios, vaciar las cajas de jubilaciones, recurrir al FMI y como en la última experiencia, fugar las divisas y endeudar hasta la enésima potencia a toda la nación por más de cien años, entre otra medidas de carácter reaccionario y filo-fascistas.

Por eso lo que realizó esta Gran Mujer en beneficio de todos, incluso los que no simpatizan con ella, pero que usufructúan los beneficio que reciben, es de una magnitud descomunal, por que cortó de cuajo la principal cabeza da la “hidra neoliberal” que no obstante aguarda agazapada como expectante bestia depredadora, cualquier error del gobierno que encabeza Alberto Fernández para caerle encima con toda su fuerza destructiva, apoyados por su “núcleo duro”, el sistema judicial y la corporación mediática, entre otros sectores contrarios al actual gobierno.

Por tanto, todos tenemos que romper con el “relato” neoliberal que tacha al gobierno de populista, que en buen romance significa tender hacia un estado de bienestar, donde “La patria es el otro” y “donde existe una necesidad, se establece un derecho”. También acusan al actual gobierno de retrógrado, diciendo que se aísla del mundo y que estal margen de los tiempos modernos, y otros epítetos que le endilga el principal actor opositor.

Consecuentemente con lo antes expresado, es hora de impulsar una “revolución cultural” que extirpe para siempre la ideología de derecha que lamentablemente se ha enquistado en un gran sector del electorado, clasista, racista, antipolítico, etc. que desgraciadamente, milita para volver a entronizar en el gobierno a quien a todas luces termina perjudicándonos a todos, sin excepción.

Por consiguiente, valoremos y apreciemos lo que realizó esta gran mujer, que no sé si alguna vez jugó al ajedrez, pero que no tiene nada que envidiarle a los mejores maestres del tablero y los trebejos.

Artículo enviado por el autor para su publicación

Tags: , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.