¿Somos POPULISTAS o somos enemigos de nosotros mismos?

¿Por qué sufre el pueblo, si pueblo son los mismos que eligieron agruparse para vivir juntos, codo a codo, casa a casa, patio a patio, barrio a barrio... para lograr, en conjunto, una vida mejor. Decidieron vivir juntos una aventura en pos de la felicidad. Felicidad que cada ser humano se merece por el solo hecho de existir y habitar este mundo.

Populismo es pueblo al poder

Populismo es pueblo al poder

Por Jorge T. Colombo. Todos los caminos conducen a Roma, suele decirse. Parafraseando el dicho, nosotros decimos que “todos los caminos conducen al pueblo”: democracia (gobierno del pueblo); república (todo lo que concierne al pueblo); nación (con el significado obvio de pueblo que habita un espacio o territorio); o también, “comunidad se seres humanos” que ejerce un control o soberanía, sobre un determinado territorio.

Editorial del programa radial “EL TIEMPO ME ENSEÑÓ” del 17 de marzo del 2019.
“EL TIEMPO ME ENSEÑÓ” se transmite todos los domingos de 10 a 12 por FM 94.5 GALENA / RAFAELA. Argentina.

Para el filósofo y politólogo Ernesto Laclau, la sociedad está organizada materialmente por el lenguaje, que es la materialidad y la condición primera del vínculo social. Tratemos de explicar esto. Cuando Laclau dice “lenguaje”, quiere decir que la capacidad de comunicación que posee el ser humano, nace con él y no requiere de aprendizaje; además de ser universal. El ser humano puede comunicarse siempre y de cualquier manera con otro ser humano. Por lo tanto, la facultad de comunicarse es esencial en la lucha por la sobrevivencia, el desarrollo y el mejoramiento de las condiciones de vida. Por eso los seres humanos, desde la noche de los tiempos, se agrupan y comunican entre sí porque aspiran a una mejor vida. Estor seres humanos, ayuntados, son “el pueblo”.

La palabra “pueblo” es polisémica, o sea que tiene múltiples significados y eso se puede observar a través de la historia. Desde la antigüedad, la palabra “pueblo” ha sido usada con diferentes sentidos, según la época y los tipos de gobierno. En algunos casos, la totalidad de los seres que vivían en comunidad eran el pueblo o, en otros, sólo la parte menos instruida y de menores recursos económicos.

Pero tras la Revolución francesa, la desaparición de la nobleza y la consolidación del capitalismo y los sistemas republicanos y democráticos, la palabra PUEBLO comprende a TODOS LOS HABITANTES de un territorio determinado, nación, país, etc.

Veamos:

We, the people of the United States…
Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos…
Constitución de los Estados Unidos. 1787.

Nos los representantes de los pueblos de Colombia…
Constitución de la Gran Colombia (incluía a Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador) de 1821.

Nos, los representantes del pueblo de la Nación Argentina…
Constitución Argentina de 1853,.

La Nación tiene una composición pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas…
Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República…
Constitución de México de 1857.

Proteger a todos los españoles y pueblos de España…
La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
Constitución española de 1978.

Entonces, lo primero que pensamos es que todos somos PUEBLO y por lo tanto POPULISTAS, o sea, partidarios del PUEBLO. Partidarios de NOSOTROS MISMOS, que también somos pueblo. ¿Quién NO ES partidario de sí mismo? Somos POPULISTAS porque somos partidarios de nosotros mismos y por carácter transitivo, partidarios de todos.

Todas las constituciones hablan y se piensan sólo para el PUEBLO. Todas hablan del pueblo, lo defienden, protegen y empoderan. Entonces ¿por qué esa defensa y protección del pueblo no se verifica en la realidad de Argentina y de otros países? ¿Si está expresado en el reglamento básico de convivencia que llamamos Constitución Nacional?.
¿Por qué la mayoría del PUEBLO sufre?
¿Por qué sufre el pueblo, si pueblo son los mismos que eligieron agruparse para vivir juntos, codo a codo, casa a casa, patio a patio, barrio a barrio… para lograr, en conjunto, una vida mejor. Decidieron vivir juntos una aventura en pos de la felicidad. Felicidad que cada ser humano se merece por el solo hecho de existir y habitar este mundo.

Pero hoy, más que nunca, hay quienes generan y alimentan el ODIO entre los argentinos, o sea, entre el pueblo. Utilizando los medios adictos y la justicia, para desprestigiar la palabra POPULISMO. Pregunten a cualquier conocido que le defina la palabra POPULISMO y sólo le saldrán algunos calificativos, todos asociado a lo malo y perjudicial. ¿Por qué odian al POPULISMO sin saber qué es?

Laclau también dice que el POPULISMO es la mejor forma de organización política, pues da mayor lugar y representatividad a clases o sectores sociales postergadas. Laclau no hace más que defender una organización política que se da de suyo. La expresión ORGANIZACIÓN POLÍTICA alberga en su seno, por la definición misma, la palabra PUEBLO. Es decir, que NO EXISTE otra organización política más que la que organiza el pueblo.

Entonces, se trata de la defensa de nosotros mismos, se trata de amor por nosotros mismos. Y si sentimos amor por nosotros mismos, estaremos en mejores condiciones de amar a los demás, amar a aquellos con los que acordamos vivir ayuntados.

POPULISMO es la estrategia de quienes sostienen el rol del Estado​ como defensor supremo de los intereses de todos,​ a través del estatismo, el intervencionismo​ y la seguridad social​, con el fin de lograr y garantizar la justicia social​ y el Estado de bienestar.​

Es verdad que PUEBLO es un término errático, que se emparenta con población, país, democracia, pobres, clase media, república, monarquía, oligarquía, etc, etc. Pero, en cualquier caso y por encima de cualquier organización política, siempre se trata de VÍNCULOS SOCIALES. Los seres humanos, por elementales razones de fortaleza, seguridad, solidaridad y amor, se vinculan entre sí y se constituyen en PUEBLO.
Pero el establecimiento de vínculos sociales, no quiere decir que el PUEBLO evite la más intensa crítica interna cuando esto sea necesario; pero debe tratarse estrictamente de una crítica interna, una CRÍTICA ENTRE ALIADOS. Mao Tse Tung dice que este tipo de crítica es propia de las “contradicciones interiores del pueblo” (absolutamente normales) y no contradicciones entre el pueblo y sus enemigos. El POPULISMO se da entre ALIADOS, y por más profundas que sean las diferencias entre los miembros del pueblo, nunca se debe perder de vista la alianza que los constituyó en comunidad.
Hoy, la inmensa mayoría del pueblo argentino PADECE y PERECE porque un sector minúsculo del pueblo, saquea a sus propios compatriotas y se alía a enemigos externos para maltratarlo porque los considera enemigos además de esclavos. Y este sector, hoy encaramado en el gobierno, con sus acciones nos está demostrando que, al ser enemigo del PUEBLO, en definitiva, es enemigo de de sí mismo.

Todos aquellos que desprestigian la palabra POPULISMO y no pertenecen a ese grupo minúsculo de saqueadores codiciosos, desprecian al PUEBLO… o sea, se desprecian a sí mismo. No debemos convertirnos en lo que ellos quieren, en servidores voluntarios. Debemos resistir y luchar. Y para terminar pensemos ¿somos POPULISTAS o somos enemigos de nosotros mismos?

Editorial enviada por el autor para su publicación: Editorial del programa radial “EL TIEMPO ME ENSEÑÓ” del 17 de marzo del 2019. “EL TIEMPO ME ENSEÑÓ” se transmite todos los domingos de 10 a 12 por FM 94.5 GALENA / RAFAELA.

Tags: , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.