La fotografía cumple 180 años

La primera foto conocida la tomo en 1827 Joseph Nicéphore Niépce, con quien Daguerre había trabajado. Niépce capturó la imagen del panorama que veía desde la ventana de su casa en Le Gras, región de Borgoña, utilizando un plato de cobre inventado por él, que recubrió de una solución fotosensible compuesta de betún de Judea.

Las fotos y las cámaras cumplen años

Las fotos y las cámaras cumplen años

La técnica del daguerrotipo se presentó el 7 enero de 1839. La fotografía celebra 180 años desde su nacimiento con el daguerrotipo, mientras se prepara para captar imágenes en 3D con un smartphone y capturar aquellas invisibles para el ojo humano, que podrán ayudar a reconocer células tumorales.

El primer procedimiento fotográfico fue diseñado por el francés Louis Jacques Mandé Daguerre y presentado en sociedad el 7 de enero de 1839 en la Academia Francesa de Ciencias por el experto Francois Arago.

Sin embargo, la primera foto conocida había sido tomada en 1827 por Joseph Nicéphore Niépce, con quien Daguerre había trabajado. Niépce capturó la imagen del panorama que veía desde la ventana de su casa en Le Gras, región de Borgoña, utilizando un plato de cobre inventado por él, que recubrió de una solución fotosensible compuesta de betún de Judea. De esta idea nació la técnica del daguerrotipo que proporcionaba una única copia positiva de la imagen, no reproducible, sobre un soporte de cobre sobre el que se aplicaba una capa de plata.

La técnica provocó una verdadera revolución, no solo tecnológica sino también cultural: de hecho, muchos pintores abandonaron los pinceles y la utilizaron, atraídos por el nuevo modo de capturar imágenes. La fotografía analógica, que permitía obtener un negativo reproducible, en cambió, surgió en 1841 en Inglaterra. William Henry Fox Talbot creó el método denominado calotipia, basado en la utilización de un negativo de papel.

Unos 50 años más tarde, en 1888 surgieron la Kodak Nº1 y la película enrollable, que convirtieron a la fotografía en hobby para quien quisiera incursionar en ella. La película enrollable mantuvo su reinado durante casi un siglo y se fue extinguiendo con la llegada de las cámaras fotográficas digitales que, en lugar de película, tienen un sensor capaz de capturar las imágenes y que ahora tienen todos los smartphones.

El arte de la fotografía está en evolución constante. Y probablemente en el futuro habrá menos fotos, al menos tal como las conocemos hoy, y cada vez más hologramas y cámaras capaces de capturar lo que es invisible al ojo humano.

La fotografía digital está caracterizada por dos aspectos: el de la creación de la imagen, que consiste en el transporte de la señal óptica hasta el sensor, que transforma la luz en señales eléctricas, y el de la elaboración realizada por computadoras, ambos sectores en constante evolución.
El investigador Paolo De Natale sostuvo que, como consecuencia, se puede imaginar que gracias al uso de metalentes (creados a partir de estratos sutiles de materiales que pueden manipular la luz y crear las imágenes en los sensores) las ópticas borrosas podrán ser cada vez más miniaturizadas, para obtener imágenes de altísima calidad, incluso en teléfonos celulares. Esto, sostuvo, está en estudio en el campo de la medicina.

Se apunta a “construir cámaras en miniatura capaces de capturar imágenes invisibles al ojo humano que podrán ayudar a reconocer células tumorales y también armas y dispositivos ocultos”. La creación de imágenes, que deviene cada vez más sofisticada, en cambio, “permitirá obtener, incluso con pequeños dispositivos, instalables hasta en un smartphone, imágenes percibidas como tridimensionales, como hologramas proyectables”, concluyó el experto.

Fuente: AnsaLatina

Tags: , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.