El contubernio PRO-UCR promueve la mentira y el odio para encubrir el saqueo

El CONTUBERNIO ENTRE EL PRO y la UCR viene inventando muchos enemigos internos para generar odio entre los argentinos. Además de la "grasa militante", también "inventaron" la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). Y hasta promueven el odio hacia los discapacitados y los ancianos sugiriendo que son una carga para el estado, no producen, cuestan dinero y mueren despacio.

Ernesto Sanz, gestor de la rendición incondicional de la UCR ante el liberalismo mas cruel de CAMBIEMOS

Ernesto Sanz, gestor de la rendición incondicional de la UCR ante el liberalismo mas cruel de CAMBIEMOS

Editorial del programa radial “EL TIEMPO ME ENSEÑÓ” del 11 de Noviembre del 2018. FM GALENA 94.5 – RAFAELA

Por Alonso Quijano. Es razonable dudar de ciertos acontecimientos sí sólo los veo por televisión. Puedo dudar de la existencia de Groenlandia porque nunca estuve allí y nadie de mis conocidos o amigos confiables estuvo allí tampoco. Puedo exclamar, con todo derecho, que Groenlandia no existe porque sólo existe por TV.

Cuando la televisión aseguraba que sucedería lo que se llamó “Guerra del Golfo”, el filósofo Jean Braudillard dijo que “nunca ocurriría. Luego, cuando la TV dijo que estaba sucediendo la “Guerra del Golfo“, Braudillard dijo “no está ocurriendo”. Finalmente, cuando la TV dijo que la “Guerra del Golfo” había terminado, el filósofo dijo “nunca ocurrió”.

Veamos: primero la televisión designa al adversario malo y elige al adversario bueno. Luego, la TV te muestra cuán malo es el adversario malo y cuán bueno es el bueno; al tiempo que te muestra cómo, valientemente, el bueno vence al malo. Para todo esto se crean imágenes digitalmente, se arma un guión, se eligen los comentadores. Luego se encienden las luces y comienza el espectáculo, que culminará con la derrota del enemigo designado. Espectáculo de TV y espectador de TV se funden así en una especie de pase mágico por el cual todo lo que sucede a partir de la pantalla, es la realidad. Lo que la tele dice ES, lo que la tele no dice, NO ES.
Tomemos un sólo caso, el de JORGE LANATA. Lanata fue elegido por ser casi el asesino perfecto, aquel que contratan porque sabe que tiene una enfermedad terminal, que le queda poco tiempo de vida y que no tiene nada que perder y sí mucha guita para ganar. LANATA fue contratado para SEMBRAR ODIO entre los argentinos a partir de la exageración, la distorsión, la mentira y la difamación. Y lo logró. Por eso, tras el resultado electoral del 2015, aparte del excepcional sueldo que recibe, fue premiado con un piso en Miami de 2 millones y medio de dolares, ¿escucharon la cifra? Caso probablemente único en la historia de periodismo mundial.

Veamos otro caso: La revista Veja de Brasil y el diario Clarín de Argentina, diseñan un guión en donde los enemigos elegidos para el espectáculo son Nilda Garré y Máximo Kirchner. Los buenos son el abnegado periodista DANIEL SANTORO que dice ser investigador serio y objetivo y los sufridos opositores políticos al gobierno que representan los mencionados Kirchner y Garré. Luego se monta un operativo que abarca a decenas de medios de prensa y decenas de periodistas jugosamente pagados a tal efecto. Hace unas horas, tres años después, un documento oficial llegado a la justicia argentina desde EEUU, confirma que todo lo que aseguraron VEJA, CLARÍN Y EL MONIGOTE DANIEL SANTORO, era falso… Pero el daño estaba hecho.

Los medios y los falsos periodistas son las armas nuevas que reemplazan a las tradicionales. Comienza el vómito de distorsiones y mentiras por todo el país. El método es simple y se condensa en la frase “repetir lo mismo todo el tiempo”. Lo que en términos militares sería: “ataque masivo con fuego a discreción”. Del lado opuesto la resistencia es débil por falta de armas, en este caso de medios, distribuidos por todo el país.
Para invadir un país físicamente, antes se desplegaban miles de soldados armados hasta los dientes. Era la época de la dominación colonial. Se gastaba muchísimo dinero, moría mucha gente, se destruían muchos edificios, se contaminaban ríos, se destruían carreteras, puentes y comunicaciones… La estrategia de dominación actual se basa en la colonización mental; y apunta, especialmente, a lo que llamamos CLASE MEDIO PELO ARGENTINA.

El CONTUBERNIO PRO RADICAL usa, actualizado, el método de Josef Goebbels. Los nazis crearon un ministerio especial llamado el Ministerio de Aclaración Pública y Propaganda. Con una única fuente de información, el pueblo alemán terminó creyendo casi todas las mentiras y mitos que el gobierno transmitía día a día. El monstruo Goebbels decía que había que llegar a la población con mensajes distorsionados, mentirosos y descalificadores. “Mentir, mentir, mentir, constantemente que algo queda”. ¿Se acuerdan?. Repetir estos mensajes todo el tiempo. Los nazis usaron frases hechas tales como: “los judíos son cucarachas”. Cuando comenzó el exterminio contra el pueblo judío, la mayoría del pueblo alemán y gran cantidad de europeos lo justificaron porque ya estaba instalada en su mente que judío y cucaracha eran sinónimos, y que por lo tanto estaba bien exterminarlos.

¿Se acuerdan cuando asumió el CONTUBERNIO PRO RADICAL y el ministro PRAT GAY calificó a los trabajadores del estado y a los obreros de GRASA MILITANTE? Lo mismo que hacían los nazis. Identificar un enemigo y cargarle la culpa de todos los males. Eso es SEGREGAR. Porque segregar es sinónimo de apartar, excretar, expulsar.

Lo que estos tipos hacen es SEGREGAR. Crean enemigos y los segregan, los expulsan, los apartan de otros sobre los que ya tienen un razonable control. La CLASE MEDIO PELO ARGENTINA compra fácilmente esa mentira y comienza a odiar a los llamados ÑOQUIS, a los trabajadores, y sobre todo a los militantes. GRASA es despectivo y el intermediario nativo PRAT GAY lo utiliza como contrario de ESBELTO bien formado. Es decir, la grasa es lo que sobra. Y otra vez llegamos a su objetivo: SEGREGAR. El tipo le agrega MILITANTE además, para fortalecer la construcción del ENEMIGO ya que el militante, o sea el trabajador que lucha por sus derechos es lo que estos tipos quieren destruir. La expresión GRASA MILITANTE, no es casual y apunta construir e identificar a un enemigo despreciable al que todos deben odiar y combatir.

Eugenio Zaffaroni dice: “Al identificarse al enemigo, suele ser el más débil de la cadena, se pide una represión absolutamente descontrolada sobre éste y se ejerce la vigilancia sobre el resto. A través de eso se filtra el poder punitivo autoritario del Estado. Entonces, todo el aparato estatal se vuelve represivo”.

El RADICALISMO y el PRO vienen inventando muchos enemigos internos para generar odio entre los argentinos: además de la “grasa militante”, también “inventaron” la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM); acusan de enemigo al Papa Bergoglio; deciden quiénes son los sindicalistas enemigos: Moyano, Palazzo, y quienes los amigos: Barrionuevo y el Momo Venegas; estigmatizan a organizaciones sociales como Garganta Poderosa o Tupac Amaru, y hasta promueven el odio hacia los discapacitados y los ancianos sugiriendo que son una carga para el estado, no producen, cuestan dinero y mueren despacio.

El coronel estadounidense y analista de inteligencia Stefan J. Banach, director de la Escuela de Altos Estudios Militares de Fort Laevenworth, Kansas dice que para buscar los fines deseados “es necesario saber comunicar con éxito lo que es correcto como incorrecto, y lo que es incorrecto, como correcto. Hay que ser capaz de generar desequilibrio a nivel individual y social… cegar la mente del adversario a través de la propagación de elementos de ambigüedad que atacan y engañan a las personas y producen distracciones masivas…”

¿Y todo esto para qué? ¿Para qué el CONTUBERNIO ENTRE LA UNIÓN CÍVICA RADICAL y el PRO HACEN ESTO?: para saquear, destruir la soberanía argentina, entregar recursos naturales excepcionales a potencias extranjeras, militarizar territorio nacional con tropas norteamericanas o israelíes, exterminar a buena parte de la población, infundir desánimo, promover suicidios y enfermedades mentales, destruir empleo, pagar salarios de hambre, elevar la mortalidad infantil, promover el consumo de drogas altamente tóxicas entre los más jóvenes para que mueran antes o controlarlos mejor, promover la esclavitud infantil como recientemente impulsó el radicalismo en Jujuy, envenenar escuelas rurales con glifosato… y muchos más actos criminales.

“Cuando la patria está en peligro todo está permitido, excepto no defenderla” dijo José de San Martín

Artículo enviado por el autor para su publicación

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.