Lujanazo: “Paz, pan y trabajo” y el contubernio PRO-UCR

Destruir el trabajo es otra de las metas del contubernio RADICAL-PRO. ¿Cómo?, preguntarán Uds, si permanentemente declaman lo contrario. Precisamente, una de las técnicas del radicalismo y del PRO, especialmente recomendada por Jaima Durán Barba, consiste en prometer constantemente algo que NUNCA HARÁN.

Multitudinaria marcha a Luján por "paz, pan y trabajo"

Multitudinaria marcha a Luján por “paz, pan y trabajo”

Por Alonso Quijano. Hace unos días se congregaron en Luján, provincia de Buenos Aires, alrededor de un millón de argentinos bajo la consigna “Paz, pan y trabajo”. Consideremos palabra por palabra la consigna.

PAZ

El gobierno PRO-RADICAL genera violencia profundizando, deliberadamente y con un alto grado de degradación moral, la división entre los argentinos. Provoca utilizando parte del sistema judicial y la mayor parte de los medios de prensa. Compra votos de gobernadores, senadores y diputados y paga fortunas a periodistas que se han convertido, por plata, en operadores encargados de ocultar, distorsionar y mentir la realidad. Sostiene esta estrategia de provocación constante, mediante homicidios encubiertos, presos políticos, mentiras repetidas y destrucción del estado de derecho. Todo esto hizo desaparecer la situación razonable de paz que existía en Argentina. Hoy, en Argentina, hay violencia, tensión social, intolerancia, exclusión… xenofobia… Una ausencia de paz deliberadamente provocada por el contubernio PRO-RADICAL.

PAN

Para esta parte de la consigna debemos hablar de superpoblación y desarrollo. El contubernio PRO-RADICAL, incrementa deliberadamente el hambre. La estrategia de provocar hambruna en Argentina se inscribe en un plan básicamente norteamericano, quien utiliza, entre otros recursos, al FMI para imponerlo. En muchas de sus estrategias, EEUU ya no actúa más directamente, por eso creó y/o controla a la OTAN, el FMI, la OMC, la OEA, y en ciertos aspectos, a la mismísima NACIONES UNIDAS de manera que su cara sea lo menos visible posible. El plan central es el de reducción de la población en general, y en especial en todos aquellos países débiles que contengan valiosos recursos naturales y se puedan convertir, si los dejan desarrollarse, en competidores futuros.

Todo comenzó con el Memorando de Estudio de Seguridad Nacional 200 ideado por Henry Kissinger en 1974. En dicho documento, que fue secreto durante años, se establecía chantajear a las naciones denominadas del Tercer Mundo, fomentando el hambre y otros métodos, como el de promover revueltas populares. Dice textual el documento: «El arma de los alimentos debe ser utilizada. Los gobiernos del Tercer Mundo que no se sometan voluntariamente al programa de reducción de población, deberán ser forzados a esa sumisión por distintos medios… ». Fíjense: Alan Greegg, de la Fundación Rockefeller, lo decía sin vueltas: «La superpoblación es un cáncer; nunca he oído que un cáncer se curara alimentándolo».
Fomentar el hambre, tal como hace este gobierno, parte de un principio elemental: el que nace pobre, o sea el lumpenproletariado o sub proletariado, muere antes, además de sufrir durante su corta vida. Y al que no nace pobre y tiene más o menos con qué mantenerse, o sea cierto sector proletario y clase media, hay que empobrecerlo para que también muera antes. O sea que, lo que este gobierno busca es reducir la población, impidiendo el crecimiento demográfico, desalentanto los embarazos, aumentando la mortalidad infantil, exterminando viejos antes de tiempo… y otras prácticas criminales por el estilo.
Este contubernio PRO-RADICAL siembra deliberadamente el hambre por toda la nación, para generar miedo y sometimiento.

TRABAJO

Tercer elemento de la consigna de la millonaria manifestación en Luján. Destruir el trabajo es otra de las metas del contubernio RADICAL-PRO. ¿Cómo?, preguntarán Uds, si permanentemente declaman lo contrario. Precisamente, una de las técnicas del radicalismo y del PRO, especialmente recomendada por Jaime Durán Barba, consiste en prometer constantemente algo que NUNCA HARÁN. Mientras sostengan con mentiras, la expectativa entre tontos o ingenuos que les crean, no dejarán de mentir. Amigos, si alguien desea hacer algo sincera y efectivamente, pues lo hace sin declamarlo. Lo hace, es así de sencillo. Si un gobierno bien nacido quiere que su pueblo tenga pleno empleo y bien pagado, pues lo consigue porque están dadas todas las condiciones para que eso suceda. Pero este no es un gobierno bien nacido.

Pues bien, la técnica mostruosa del desempleo es algo que lo tienen muy bien estudiado los imperios. Ellos debe mantener un elevado ejército de desocupados por dos razones. Primero: para que millones de desempleados se arrastren buscando un trabajo por la paga que sea. Segundo: para poder movilizarlos rápidamente en caso de guerra o conflicto serio. Está claro que es muchísimo más fácil enviar a la muerte a un desocupado que a alguien que tiene un buen empleo y bien remunerado. Uds me dirán, pero ¿a qué guerra pueden enviar a argentinos desocupados?. ¿Qué conflicto bélico se ve en el horizonte?. Pues muchos amigos míos, muchos… No podemos asegurar que sucedan, pero que forman parte de la estrategia global imperial, de la cual los radicales son idiotas útiles, no tengan ninguna duda. Bolivia, Venezuela, y cualquier país regional que pretenda independizarse, mediante alianzas regionales, de los condicionamientos y las presiones de los EEUU y sus aliados, forman parte de sus hipótesis de guerra. Para eso contarían con desocupados argentinos en buen número.

CONCLUSIÓN

Para terminar, vamos a redondear hablando de la combinación de estos tres elementos PAZ, PAN y TRABAJO que el pueblo reclama y los radicales y el PRO le niegan sistémicamente. Reemplacemos las tres palabras por otras tres opuestas y en ese orden: PAZ por REPRESIÓN; PAN por HAMBRE; TRABAJO por DESOCUPACIÓN. Es decir, que ahora tenemos REPRESIÓN, HAMBRE Y DESOCUPACIÓN, tres términos destructivos, que se oponen a los tres términos constructivos de la consigna del Lujanazo: PAZ, PAN y TRAABAJO.
Este gobierno al servicio de insaciables multimillonarios, impone solapadamente, REPRESIÓN, HAMBRE Y DESOCUPACIÓN, sus tres herramientas favoritas de dominación. Las tres prácticas que impone EEUU y otros países poderosos utilizando al FMI y a seres que llamamos “intermediarios nativos”.
Llamamos “intermediarios nativos” a aquellos individuos que actúan dentro de su país, para favorecer los intereses de otro u otros países de los cuales reciben una jugosa paga. Tanto en el pasado como ahora, los países poderosos siempre utilizaron a argentinos para operar dentro de Argentina. Ellos son sumamente útiles para el país que los contrata. Es como tener un pequeño pero eficaz ejército de ocupación, que pasa relativamente desapercibido y no procede con armas convencionales. Les dejo una lista de algunos argentinos que, por sus antecedente, actuaciones, relaciones, operaciones políticas, mediática, judicales y financieras, encajarían perfectamente dentro de la calificación de “intermediarios nativos“. Ellos serían: MARTÍN LOUSTEAU, FERNANDO IGLESIAS, FEDERICO PINEDO, JOAQUÍN MORALES SOLÁ, WALDO WOLFF, ALFONSO PRAT GAY, JORGE LANATA, SERGIO MASSA, LUIS MAJUL, CLAUDIO BONADÍO, ELISA CARRIÓ, LAURA ALONSO, FEDERICO STURZENEGGER, PATRICIA BULLRICH, JONATAN VIALE, MARCELO LONGOBARDI y muchos otros.

Para muestra basta un botón, decía mi tía. Un informe del programa ADN, que NUNCA fue desmentido, dice lo siguiente: La Red de Acción Política (RAP) es una organización financiada por grandes multinacionales del país de EEUU y financia alrededor de 160 políticos argentinos para legitimar las políticas de EE.UU. La RAP funciona con un plan simple y elemental: recluta a políticos, jueces, periodistas, funcionarios, etc, los financia y los capacita según los intereses comerciales, políticos y culturales fijados por la Cámara de Comercio norteamericana y les paga viajes por todo el mundo con la excusa de asistir a simposios y reuniones en Estados Unidos, Australia, Canadá y Chile.
La red se fundó en argentina, en el 2002, por Alan Clutterbuck, hombre relacionado con Menem y con Patricia Bullrich.
Clutterbuck se encargó de formar a los políticos de Cambiemos que forman parte del Gobierno y actúan según las instrucciones que emanan de la embajada norteamericana.

La REPRESIÓN, el HAMBRE y la DESOCUPACIÓN quieren decir, REPRESIÓN: amenaza constante de violencia, miedo y muerte a todos los habitantes de la Argentina. HAMBRE: degradación moral. DESOCUPACIÓN: humillación y desesperación. Una combinación perfecta para saquear a la Argentina y someter a los argentinos.

“Hay otra historia, la verdadera historia, quien quiera oír que oiga…”

Artículo enviado por el autor para su publicación

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.