En Argentina intentan ocultar el avance de la pobreza

El informe sobre Indigencia y Pobreza dado a conocer por el INDEC hace pocos días, insiste con algunas de sus adulteraciones más notables, como la valoración de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) (1) en 713 pesos, y la de la Canasta Básica Total (CBT) (2) en 1587,61 pesos. Sin embargo por primera vez desde el año 2003, aún en base a estas cifras que no dan cuenta de la realidad, el propio Instituto Oficial dice que se frenó la tendencia decreciente de pobreza e indigencia en nuestro país. A este aspecto destacable se suma el desagregado de la evolución de estos parámetros en el Gran Buenos Aires.

Pobreza en Argentina

Por: Isaac Yuyo Rudnik. El gobierno no puede ocultar el avance de la pobreza. El gobierno de Argentina ya no puede ocultar, ni en sus manipuladas estadísticas, la permanencia de niveles de pobreza e indigencia que se extienden permanentemente, cubriendo a sectores cada vez más amplios de nuestra población. Contrainfo.com

El informe sobre Indigencia y Pobreza dado a conocer por el INDEC hace pocos días, insiste con algunas de sus adulteraciones más notables, como la valoración de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) (1) en 713 pesos, y la de la Canasta Básica Total (CBT) (2) en 1587,61 pesos. Sin embargo por primera vez desde el año 2003, aún en base a estas cifras que no dan cuenta de la realidad, el propio Instituto Oficial dice que se frenó la tendencia decreciente de pobreza e indigencia en nuestro país. A este aspecto destacable se suma el desagregado de la evolución de estos parámetros en el Gran Buenos Aires.

En el primer semestre de 2006 el INDEC reconocía un 31,4% y en el segundo del mismo año, 26,9% de pobres en todo el país, y hoy cinco años después en los que el PBI creció no menos de un 35%, seguimos con un 29,6% de argentinos pobres.

Para el INDEC en el último semestre de de 2011 la Indigencia en el GBA alcanzaba a 143.160 personas (1,43%), mientras que en el primer semestre de este año 224.966 bonaerenses (2,2%) no tendrían el ingreso mínimo para alimentarse, lo que implica un crecimiento de 81.806 (+57%) de indigentes en los partidos del GBA. En el mismo período el INDEC anunciaba que 705.556 (6,9%) habitantes del GBA eran pobres, mientras que ahora dice que en primer semestre de este año, los pobres ascendieron a 879.414, o sea un incremento del 24%. (http://estadistica.cba.gov.ar)

Para el relevamiento de variación de precios de los productos de la Canasta Básica Alimentaria, que venimos haciendo cada treinta días con el Indice Barrial de Precios (IBP) desde hace dieciséis meses en veinte distritos del GBA (www.isepci.org.ar), el valor de la misma asciende a $1639,05, mientras que el de la Canasta Básica Total es de $ 3655,09.

Según estos datos al finalizar 2011 había en el GBA 471.978 (4,6%) personas indigentes, o sea que no contaban con el ingreso mínimo para sobrevivir, mientras que seis meses después llegan a 773.067 (7,5%) lo que implica un aumento del 63%.

De acuerdo a la evolución de estos valores desde el Índice Barrial de Precios contabilizábamos que en el Gran Buenos Aires había 2.456.999 -un 24,2% de la población- al finalizar el segundo semestre del año anterior, mientras que durante el primer semestre de este año subieron a 3.030.912 (29,6% de los habitantes del GBA), lo que implica que esta región cuenta ahora con 583.913 nuevos pobres (+24%).
La diferencia sustancial entre el aumento de los porcentajes de indigentes (+57% para el INDEC y +63% según el IBP) respecto al incremento de personas en condición de pobreza (+24% para el INDEC e igual porcentaje para el IBP) se explica claramente porque los aumentos en los precios de los alimentos en particular es el motor del avance inflacionario en general. Son las familias de menores ingresos las que más sufren los efectos de esta situación.

Según Agustín Salvia, del Observatorio de la Deuda social de la UCA, la incorporación de ingresos provenientes de distintas fuentes en los hogares populares (AUH, más un miembro de la familia que consigue algún trabajo aunque sea precario y/o en negro, etc) ha impedido una extensión aun mayor de la indigencia. Pero la persistencia implacable de los incrementos constantes en los valores de la Canasta Básica Alimentaria, combinados con el freno a la economía acaecida durante el corriente año, ha venido produciendo un deterioro del poder adquisitivo de esos reducidos ingresos, y una caída de la demanda de trabajo para esa franja de la población.

El gobierno ya no puede ocultar, ni en sus manipuladas estadísticas, la permanencia de niveles de pobreza e indigencia que se extienden permanentemente, cubriendo a sectores cada vez más amplios de nuestra población. No parece que estuviéramos en un camino de avance para sacar de la pobreza a los millones de argentinos que siguen en esa situación, sino que por el contrario se consolida una fractura social que esta lejos de ser inclusiva. En el primer semestre de 2006 el INDEC reconocía un 31,4% y en el segundo del mismo año, 26,9% de pobres en todo el país, y hoy cinco años después en los que el PBI creció no menos de un 35%, seguimos con un 29,6% de argentinos pobres.

Isaac Yuyo Rudnik. Director ISEPCi – Instituto de Investigación Social, Económica y Política CIudadana / www.isepci.org.ar | info@isepci.org.ar

Notas:
1. Lo que necesita una familia de dos adultos y dos hijos pequeños para alimentarse durante treinta días. Las familias que no alcanzan ese ingreso son consideradas indigentes.
2. Lo que necesita la misma familia para cubrir el conjunto de sus gastos, que incluyen salud, vivienda, educación, transporte, servicios, vestimenta, etc. Las que no llegan a ese ingreso son consideradas pobres.

Fuente: Libres del Sur

 

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *