Kirchnerismo y confrontacionismo

La filosofía correcta es: cada período histórico tiene su conflicto. Desdramaticemos. Los hombres, todos los hombres, de todas partes del mundo, desde que existe un excedente (una plata que sobra) se pelean ¿“confrontan”? por mandar para ver como se reparte ese excedente.

Nestor y Cristina Kirchner

Nestor y Cristina Kirchner

Por Horacio J. Garetto. Kirchnerismo y confrontacionismo. – Se dice que el kirchnerismo es malo, odioso, porque es “confrontativo”, “peleador”. Que “divide la familia argentina”. Es lo que dice Mauricio Macri constantemente, Federico Pinedo, Grondona, repiten los medios, es lo que piensa mucha gente.

La filosofía correcta es: cada período histórico tiene su conflicto. Desdramaticemos.

Nosotros nos proponemos examinar científicamente esta observación para ver si tiene algún sentido. O si, más bien, no tiene ninguno, si es un completo absurdo, un pensamiento ridículo.

Para ello, sr. Director, examinaremos la historia nacional. A ver si, por milagro, encontramos algún período que haya sido de beatitud, concordia, paz, “no confrontación”.

Comenzamos con el 25 de Mayo de 1810: los patriotas revolucionarios “confrontaron” al virrey español y lo echaron a patadas.

Al minuto siguiente de triunfar la revolución ya estaban divididos los morenistas y los saavedristas. Al año ya los saavedristas nos echaron a nosotros los morenistas.

San Martín vivió peleado y “confrontado” con los rivadavianos y los pueyrrodonianos.

"Peronismo Kirchnerista"

“Peronismo Kirchnerista”

El artiguismo vivió peleado y “confrontado” con el régimen del directorio hasta que lo derribó por las armas (Cepeda).

Facundo Quiroga y demás caudillos agarraron las armas contra la constitución unitaria, oligarca y liberal de 1826. Los unitarios portuarios porteñistas complotaron y “confrontaron” con Dorrego hasta que lo voltearon y lo fusilaron. Multitud de intentonas debió enfrentar ¿confrontar? ¿aguantar? en su indispensable largo gobierno Don Juan Manuel de Rosas.

Urquiza desplaza a Rosas. Al año los porteños ya estaban “confrontando”, complotando y tratando de ¿“dictador”?, ¿“loco”? a Urquiza. Al poco tiempo el ultra porteñismo librecambista mitrista ya confrontó, se peleó a muerte con todas las provincias argentinas del interior y se mandaron un ignominioso, vergonzoso rancho aparte y el país casi queda dividido de por vida entre Buenos Aires por un lado y la Confederación por otro.

Los roquistas “confrontaron” y por suerte los vencieron, con los fusiles en la mano, a los ultra porteños tejeduristas que no querían compartir el oro de la Aduana de Buenos Aires y entregar la ciudad a la Nación Argentina. El yrigoyenismo “confrontó”, y varias veces con las armas, contra el régimen liberal partidocrático fraudulento desde 1890 hasta 1916. Luego estos se tomaron venganza y lo “confrontaron” y voltearon a Irigoyen. Vino la década infame. Luego un grupo de oficiales se hartó de esa infamia y se mandó la revolución de junio de 1943. Un ratito después ya estaban todos otra vez peleados contra el general Perón. Gobierna Perón.

Once años después lo “confrontan” violentamente al general Perón y lo voltean, le prohiben el nombre, el himno, participar en elecciones, etc. Viene 1956: “confrontan” entre ellos los balbinistas y los frondizistas: se parte en dos la Unión Cívica Radical. Gobierna Frondizi: el militarismo ultra antiperonista lo “confronta” a Frondizi con 36 planteos militares, lo vuelve loco, no lo deja gobernar. Después los militares se pelean entre ellos, con tanques incluidos, en las calles de Buenos Aires: azules contra colorados. Tenían distintas ideas de cómo manejar el “problema peronista”.

Después el mismo partido, el militar oligarca, ¿el partido de la libertadora? lo “confronta” y lo echa a Illia. Tres años después el pueblo en las calles lo “confronta” a la dictadura de Onganía (“Cordobazo”).

Después confrontarán violentamente entre sí la izquierda y la derecha peronista. Luego el golpe militar “confrontó” desapareciendo opositores, industria nacional, etc. A Alfonsín lo confrontó” la Sociedad Rural, lo confrontaron con “golpes de mercado”. Menem transó con todo, rifó todo para que nadie lo “confronte” pero le entregó la bomba a De la Rúa que ni idea tenía de que hacer. El pueblo lo “confrontó” y lo echó a patadas a De la Rúa en las inolvidables jornadas de 2001.

Del 2003 para acá es el período histórico del kirchnerismo. Nosotros estaríamos agradecidos. Demasiada paz hemos tenido estos años.

La filosofía correcta es: cada período histórico tiene su conflicto. Desdramaticemos. Los hombres, todos los hombres, de todas partes del mundo, desde que existe un excedente (una plata que sobra) se pelean ¿“confrontan”? por mandar para ver como se reparte ese excedente.

Se pueden hacer varias críticas válidas al kirchnerismo pero tienen que tener sentido, racionalidad. Esta no lo tiene.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *