Atracción física

Ciertamente, existen personas mucho más atractivas que otras, de hecho, las investigaciones cuentan que a estos individuos se les trata distinto sólo por ser hermosos, algunos resultados indican que las personas bellas tienden a ganar un 10% más en sus salarios que los ciudadanos ordinarios y llegan a conseguir más puestos políticos; no sólo en el modelaje y la actuación. Ciertos rasgos nos hacen más atractivos hacia los demás y la simetría-asimetría, suele ser uno de ellos.

"Consagración de la primavera" de Sandro Botticelli

Por Por Glenys Álvarez . ¿Qué tan importante es la atracción física?Psicología. En el caso de la atracción, algo curioso ocurre, las preferencias implícitas entran en acción y hacen un mucho mejor trabajo en admitir si la atracción física es muy importante para ellos o no.

Leemos que el rojo agrada a los hombres, que las mujeres se sienten cautivadas por físicos similares al del padre.

Atracción. A lo mejor fue un flechazo o el asunto fue en grados e inesperado. La persona que te acaban de presentar o la amiga que al principio ni te gustaba y que ahora parece vivir en tu cerebro. Realmente, deseamos ambas cosas en el mismo paquete porque tanto la atracción física como las características personales juegan un papel importante en todo el asunto aunque no siempre lo consigamos todo; pero, ¿cuál es el origen de la atracción física y qué tan importante es?

Por supuesto, estamos lidiando, como siempre, con dos enormes influencias: la biología y la cultura. Cuando biológicamente buscamos el origen del atractivo, no podemos otorgarle la responsabilidad primaria al olor porque no la tiene. Vemos que funciona en otras especies pero no en nosotros y aunque es parte estudiada del proceso, no es la primera en la lista. Entre las primeras tenemos la visión y el aprendizaje.

Leemos que el rojo agrada a los hombres, que las mujeres se sienten cautivadas por físicos similares al del padre y que la atracción facial funciona tanto para los homosexuales como para los heterosexuales hombres, lo único que en extremos opuestos: los gays se sienten atraídos por rostros muy masculinos mientras que los hetero prefieren mujeres con caras sumamente femeninas.

Ciertamente, existen personas mucho más atractivas que otras, de hecho, las investigaciones cuentan que a estos individuos se les trata distinto sólo por ser hermosos, algunos resultados indican que las personas bellas tienden a ganar un 10% más en sus salarios que los ciudadanos ordinarios y llegan a conseguir más puestos políticos; no sólo en el modelaje y la actuación. Ciertos rasgos nos hacen más atractivos hacia los demás y la simetría-asimetría, suele ser uno de ellos. Los investigadores nos cuentan que la simetría bilateral parece ser una característica que indica buena salud y su opuesto sugiere que el individuo no supo dominar el estrés o el problema que causó la asimetría, o lo que se llama científicamente, asimetría fluctuante que causa lo que para nosotros pueden ser ‘defectos’.

Y no podemos negar que a todos nos embruja una persona atractiva. 

Los bebés prefieren caras bellas

Efectivamente, pruebas elaboradas en bebés muestran que ellos también prefieren caras más ‘atractivas’. También se han estudiado la preferencia por las caderas anchas junto a las pruebas que han mostrado alta inteligencia y mejor parto para este modelo de mujer; las piernas también fueron analizadas, indicando que la mujer prefiere a los hombres que tienen las piernas tan largas como sus torsos, o los que tienen las piernas más cortas porque lucen más musculares; de hecho, científicos en la Universidad de Nuevo México descubrieron que los hombres que eran considerados más atractivos por las mujeres tenían el más bajo nivel de oxidación y eran mucho más simétricos.

Y no podemos negar que a todos nos embruja una persona atractiva. Por eso se forman los ídolos y para muchos, el carisma y la personalidad pueden convertir los rasgos de un individuo en la moda de la época y a los demás, aunque digamos que no, nos gustan. Una investigación elaborada en la Universidad de Northwestern investigó qué tan importante es el atractivo para las personas.

“Si una persona me dice, por ejemplo, que no le importa cuán atractivo sea alguien, nuestra investigación sugiere que su afirmación no vale mucho, sería mucho más útil si medimos su reacción en una tarea real que involucre dicho caso”, explica Eli Finkel, uno de los autores.

Características en el ADN

El equipo nos dice que el en caso de la atracción, algo curioso ocurre, las preferencias implícitas de las personas entran en acción y hacen un mucho mejor trabajo en admitir si la atracción física es muy importante para ellos o no; por lo general, las personas dicen que no importa qué tan atractivo sea el otro y, en ciertos casos, la situación sugiere que la mayoría de las personas ‘sueña’ con estar con otra mucho más atractiva.

De todas formas, existen numerosos estudios que intentan encontrar el por qué de nuestros rasgos y descubrir los orígenes más arraigados de nuestra conducta, como precisamente es la atracción.

Pero hay rasgos que no vienen rodando con nosotros con el tiempo. Hay características que no evolucionaron ni nos acompañan en el ADN con el propósito de ayudarnos en nuestra importante reproducción; hay otros aspectos de la atracción que los aprendemos, que son enseñados por las culturas que cada pedazo geográfico poblado ha desarrollado. Más aún, dentro de estos aprendizajes yace el individuo, con sus propios gustos y especificaciones. De hecho, más allá del atractivo físico existe toda una sopa intricada de rasgos y aspectos individuales que la persona descubre en otra y que van más allá de la salud, los antioxidantes, las simetrías y las caderas. Pues, como bien han dicho todos los poetas: ¡¿quién entiende el amor?! Fuente SinDioses

Tags: , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *