Carambola a tres bandas

Es realmente difícil encontrar en la gestión kirchnerista alguna decisión prístina, clara, transparente, en la cual este ausente la mala fe y que tenga como objetivo simplemente beneficiar a los gobernados sin otro objetivo ulterior oculto.

Cristina Kirchner e Ypf

Por Alfredo Raúl Weinstabl – Es realmente difícil encontrar en la gestión kirchnerista alguna decisión prístina, clara, transparente, en la cual este ausente la mala fe y que tenga como objetivo simplemente beneficiar a los gobernados sin otro objetivo ulterior oculto.

Ni que hablar en la gestión de Cristina Kirchner. Sus decisiones presidenciales, prácticamente en su mayoría, fueron duramente criticadas por la oposición, inclusive en muchas ocasiones en voz baja y fuera de record, por el mismo oficialismo. Decisiones tortuosas, perversas y malignas disfrazadas de una supuesta ventaja o beneficio para el pueblo o de los sectores más desprotegidos.

Pero lo dramático, es que muchas veces, estas decisiones están en el limbo de la frágil línea que separa lo legal de lo ilegal, trasgrediendo o ignorando directamente las leyes vigentes, inclusive la misma Constitución Nacional.
En palabras más claras y sin posibilidades de mala interpretación, decisiones gubernamentales fuera de la ley, o en el mejor de los casos ante una ley modificada o hecha a medida de las necesidades del gobierno.

Cristina Kirchner y Juan Carlos Borbon

Cristina Kirchner y Juan Carlos Borbon

Pero más dramático aún, es que son decisiones poco inteligentes. En realidad muy erróneas, equivocadas y torpes.
La intensión de confiscar, esa es la palabra exacta, el 51 % de la empresa Repsol YPF es un claro ejemplo reciente.
Pero esa decisión gubernamental, si bien totalmente equivocada en su concepción y particularmente en su ejecución, mirándola bajo la óptica de Satanás, tiene una cierta lógica maquiavélica. La presidente, con este acto, logra varios objetivos simultáneos:

• Cristina recobra la iniciativa política, vuelve al tapete y marca la agenda de las próximas semanas o meses. Logra un generalizado consenso que incluye a gran parte de la oposición, al tocar la escondida fibra nacionalista de los argentinos.
• Su decisión hace que pase a un lejano segundo o tercer plano, el caso “Boudou – Ciccone Calcográfica”, que de seguir con la intensidad y virulencia de su aparición en los medios, podría inclusive haberla arrastrado en este mega escándalo.
• El desastre ferroviario en la estación Once del ferrocarril Sarmiento, que arrojó 54 muertos y más de setecientos heridos, apenas se menciona ocasionalmente en los medios.
• El otro mega escándalo que comprometía fuertemente al gobierno, la descarada corrupción descubierta en la Organización “Madres de Plaza de Mayo – Schoklender” ya desapareció de los medios.
• Y como punto principal, el gobierno que en los últimos meses mostraba fuertes señales de ahogo económico, logra con esta decisión hacerse de la caja de la más importante empresa del país.

¡Una perfecta maniobra, urdida tortuosa y perversamente por este incapaz y corrupto gobierno!

No obstante hay quienes piensan que esta maniobra fue una carambola simplemente casual y fortuita. Al equipo presidencial no le da la capacidad para tanto. Incluyo en este concepto al flamante maoísta de las patillas, quien expresó “Que la seguridad jurídica es un invento del capitalismo”.

Todo bien…hasta ahora. Pronto, en el corto y mediano plazo, aparecerán las funestas consecuencias para el país. ¡Lamentable!

23-Abr-12 Dr. ALFREDO RAÚL WEINSTABL
[email protected]

Tags: , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *