Griselda Tessio sobre el 2×1 a genocidas: “Se avecinan días muy oscuros ”

"La Argentina ha firmado los convenios internacionales de Derechos Humanos y según la Constitución son ley de la Nación. Nosotros quedamos frente al mapa internacional jurídico desconociendo los mismos tratados que la Nación ha firmado. Eso es gravísimo, es gravísimo a nivel internacional”

Griselda Tessio, abogada, criminóloga y docente, durante una entrevista

Griselda Tessio, abogada, criminóloga y docente, durante una entrevista

Diálogo con la ex fiscal federal, ex vicegobernadora de Santa Fe y diputada Griselda Tessio. “Muchos que van a ser liberados tienen aún poder de fuego”. Lo digo con “mucho dolor, porque mi partido está adentro” del gobierno nacional. La ex fiscal federal, referente de la Unión Cívica Radical, analizó el fallo del 2×1 de la Corte Suprema de la Nación: “se avecinan días muy oscuros para la Nación”.

En diálogo con Rodrigo Villarreal, Gastón Chansard y Gabriela Hassan por Radio EME, para su programa ATP, la reconocida jurista Griselda Tessio dio su parecer sobre la situación política y jurídica del país tras el fallo que beneficia con el 2×1 a los genocidas, presos por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura: “Acá hay una cuestión de dos partes. Una política ideológica y otra jurídica. Voy a empezar por la política: esto está planteado desde que Macri en la campaña habló del curro de los Derechos Humanos. Y eso se venía gestando, se habló mucho, que el gobierno nacional iba a hacer lo imposible para terminar con los juicios, retaceando presupuesto, y encontrando alguna forma, que no sea tan brutal como los indultos de menem, para poner en libertad a gran parte de los condenados. Muchos descreímos de esos vaticinios porque pensamos que era una política de Estado y que era imposible volver atrás. Yo quiero decirles que no me sorprende esta estrategia del gobierno, y lo digo con mucho dolor porque está mi partido adentro, pero nunca supusimos que esto iba a ser una cosa tan drástica, tan terrible”.

Lo político

“Esto es una situación aberrante. Macri no puede cambiar una política de Estado impunemente. Esto va a generar reacciones muy duras, de una parte y también de otra. Están envalentonados, el partido de la represión no está muerto, para nada. Estuvieron shockeados, pero no están desarticulados, la derecha siempre está agazapado. Como dijo Estela de Carlotto la lucha continúa, no se pueden bajar los brazos”, alentó Tessio.

También apuntó fino: “Hay una argumentación que me pareció desde el punto de vista político muy interesante. Ayer, Ricardo Alfonsín se preguntó por qué la doctora Highton de Nolasco cambió de posición. Porque en el año 2009 se planteó esta misma situación y la doctora Highton votó en contra. Unos años más tarde, y debiendo jubilarse según lo que dice la Constitución del 94, continúa en su cargo y vota a favor de esto. Los dos nuevos ministros de la Corte, propuestos por este gobierno, votan a favor”.

–Si usted le tendría que aconsejar algo al presidente de la UCR, José Corral… –avanzó Villarreal

–Por algo yo me retiré a mi casa. ¿Sí? Yo peleé, estuve en la vidriera 23 años como fiscal y ocho años como política, cuatro como vicegobernadora y cuatro como diputada. Y llegó un momento en que dije: basta, llegué hasta acá. La política se convirtió en un yo te doy y vos me das. Yo lo único que puedo ofrecer es mi estudio y mi trabajo intelectual. No puedo sentarme en una mesa a canjear tres ordenanzas por cuatro policías. Ellos saben que yo me retiré a mi casa y ellos saben que no quiero entrar en este juego del mercado mezclado con la política.

Lo jurídico

Yendo a la letra de la ley, Tessio fue tajante: “Se ha diluido la diferencia entre delitos comunes y delitos de lesa humanidad”. Y explicó: “Según el Tribunal Penal Internacional de Roma, los delitos de lesa humanidad no son pasibles de ser indultados, amnistiados, ni favorecidos con ningún otro tipo de situación que beneficie a los condenados o imputados con probada autoría o complicidad. Eso es grave. Es gravísimo. La Argentina ha firmado los convenios internacionales de Derechos Humanos y según la Constitución son ley de la Nación. Nosotros quedamos frente al mapa internacional jurídico desconociendo los mismos tratados que la Nación ha firmado. Eso es gravísimo, es gravísimo a nivel internacional”. Más adelante en la entrevista agregó: “La ley del 2×1 es una ley procesal, no es una ley penal. El orden jurídico argentino tiene un principio de la aplicación de la ley penal más benigna para procesados o condenados. Significa que si tengo un imputado y lo voy a condenar por robo y, en ese momento, tiene una pena máxima de ocho años de prisión y en el interin se modifica y la pena máxima es de cinco, a ese condenado le corresponde la ley penal más benigna. En este caso, no es así, porque cuando toda esta gente fue juzgada cuando se derogan las leyes de impunidad: obediencia debida y punto final. El 2×1 fue para desactivar los motines que se daban en las cárceles por superpoblación. Para cuando se inician los juicios a los genocidas esa ley no estaba vigente. Lo que sorprende es cómo la Suprema Corte va a aplicar una ley no vigente para darle este beneficio a los genocidas”.

“En Alemania se siguen juzgando viejitos de 94 años, que no son ‘pobrecitos viejitos’, que fueron directivos de campos de concentración. Y se los sigue juzgando. Es cierto que del 45 a los 60 Alemania tapó todo el enjuiciamiento del nazismo, porque el gobierno y el poder judicial alemán estaban llenos de nazis. Los 40 años no argumentan, no justifican nada de esto”, sentenció.

El futuro

–Además, quiero decirle otra cosa: muchos de los que van a ser liberados tienen aún poder de fuego.

–¿Qué significa eso?

–Aquí en los juicios de Santa Fe un señor como el ex policía Eduardo Ramos ha amenazado a los testigos. En los juicios en Rosario un señor como el teniente coronel retirado Juan Daniel Amelong ha amenazado a los testigos, los fiscales y las querelllas. O, en el juicio de la Esma, todos los que pasaron por el banquillo de los acusados amenazaron a los fiscales, los testigos y las querellas. Hay muchos ancianos que irán a morir a su casa, que no por ser viejitos son buenas personas, sino que son viejitos malvados y criminales, pero hay muchos otros que son jóvenes y tienen poder de convocatoria entre los suyos, por lo menos.

Fuente: Pausa

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *