Lenín Moreno derrotó al banquero Lasso en Ecuador

Los observadores internacionales de la elección, entre los que se encuentran la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión de Naciones del Sur (Unasur), no observaron irregularidades, al igual que en la primera vuelta del 19 de febrero.

Lenín Moreno derrotó al banquero Lasso en Ecuador

El pueblo ecuatoriano con Moreno impidió que el país acabara saqueado y en manos de la usura internacional.

Ecuador ha elegido a Lenín Moreno, el candidato del partido oficialista Alianza País, como sucesor de Rafael Correa. Con más del 99% escrutado, Moreno ha obtenido el 51,15% de los votos, frente a un 48,85% del opositor Guillermo Lasso, de acuerdo al conteo rápido oficial del Consejo Nacional Electoral ecuatoriano.

“Estoy muy emocionado. Hay una explosión de emociones dentro de mi corazón. Al final de mi mandato quiero poder decir que se erradicó la desnutrición infantil, la pobreza extrema, la corrupción y la falta de emprendimiento juvenil” expresó el nuevo presidente.

El candidato oficialista había considerado que su actual oponente, el banquero Guillermo Lasso del movimiento CREO, sería el pretendiente más fácil de derrotar en la segunda vuelta, igual que sucedió cuando Correa venció en 2006 al “hombre más rico del Ecuador”, Álvaro Noboa. Por su parte, el candidato Lasso aseguró que este balotaje es “crucial” para elegir entre el “camino de Venezuela o el camino de la democracia y de la libertad”, tras haber emitido su voto.

Con respecto a Rafael Correa Moreno dijo: “Gracias Rafael por haber sido el líder con el cual el pueblo ecuatoriano recuperó su confianza, su orgullo nacional. Antes creíamos que éramos el peor país del mundo. No era cierto, aquí está la prueba. Somos un pueblo de vida, de esperanza. El pasado no va más”.

Fue obligatorio realizar una segunda ronda electoral luego de que Moreno no alcanzó el 40% del apoyo en primera vuelta (obtuvo el 39,3%) ni el 10% por encima de Lasso, que consiguió el 28,1% de los votos el pasado 19 de febrero.

Tras el retroceso de los gobiernos progresistas de la región: la derrota del Frente para la Victoria en Argentina, el golpe parlamentario (blando) contra Dilma Rousseff en Brasil y las victorias opositoras en Venezuela –elecciones a la Asamblea Nacional en 2015– y Bolivia –referéndum de 2016–, Ecuador se convirtió en una suerte de excepción a la regla y una nueva esperanza para los que más sufren.

Los observadores internacionales de la elección, entre los que se encuentran la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión de Naciones del Sur (Unasur), no observaron irregularidades, al igual que en la primera vuelta del 19 de febrero.

Fuente: Contrainfo.com

Tags: , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *