Los Menéndez y los Braun, terror de la Patagonia

José Luis Alonso Marchante, narra cómo José Menéndez, inmigrante asturiano, junto a otros pioneros, se apoderó de manera fraudulenta de miles de hectáreas en la Patagonia chilena y argentina. Además el libro da cuenta de cómo Menéndez participa en el exterminio de los pueblos originarios de Tierra del Fuego. “El genocidio ocurrido en la Patagonia es parte de la historia de Chile y debe ser develado totalmente ante los ojos de los chilenos, incluso ser parte de las materias escolares”, afirma Alonso.

Menéndez y mercenarios de Julio Popper matando a pobladores Selknam en la Patagonia.

Julio Popper y mercenarios matando a pobladores Selknam en la Patagonia. Esta foto es meramente ilustrativa de una abominable práctica de aquellos “dueños” de la Patagonia. Práctica que también perpetraron Menéndez y Braun.

Por Alejandro Lavquén. Entrevista al historiador español José Luis Alonso Marchante. Esclarecedor libro sobre los estancieros de Tierra del Fuego. El libro Menéndez, rey de la Patagonia (Editorial Catalonia), del historiador español José Luis Alonso Marchante, narra cómo José Menéndez, inmigrante asturiano, junto a otros pioneros, se apoderó de manera fraudulenta de miles de hectáreas en la Patagonia chilena y argentina. Además el libro da cuenta de cómo Menéndez participa en el exterminio de los pueblos originarios de Tierra del Fuego. “El genocidio ocurrido en la Patagonia es parte de la historia de Chile y debe ser develado totalmente ante los ojos de los chilenos, incluso ser parte de las materias escolares”, afirma Alonso. Contrainfo.com

¿Cómo nace tu interés por la historia de la Patagonia?

Siempre me han interesado los temas de la inmigración. Cuando viajé a Buenos Aires la primera vez, fui al Centro Asturiano (yo soy asturiano y mi esposa argentina), donde me encontré con un busto de José Menéndez que tiene una placa que dice que había sido el iniciador del progreso económico en la Patagonia. Me intrigó muchísimo el personaje. Me preguntaba cómo alguien puede salir de una aldea rural sin contar con nada de fortuna y luego convertirse en una persona poderosa. Poco a poco fui siguiendo su historia, que es la que entrego en este libro.

Anne Chapman en su obra “Los Selknam de Tierra del Fuego” denuncia a José María Menéndez Menéndez como el principal exterminador del pueblo Selknam originario de Tierra del Fuego.

¿Cómo español, cuál era tu visión de la Patagonia?

Para nosotros, los europeos, la Patagonia es un lugar legendario con un paisaje fascinante ubicado prácticamente en el fin del mundo. Es un lugar mítico. Yo tenía la imagen de los exploradores, por ejemplo de Hernando de Magallanes que en 1520, al recorre por primera vez el estrecho que hoy lleva su nombre, vio aquellos fuegos que hacían los selk’nam para avisarse entre ellos de que algo estaba sucediendo. Esa era mi imagen de la Patagonia.

José Menéndez y Mauricio Braun

José Menéndez y Mauricio Braun

¿Sabían en Europa del exterminio de los indígenas?

Bueno, todo el mundo conoce perfectamente como los pueblos autóctonos de América fueron víctimas de la colonización europea desde su comienzo. Pero lo que a mí me sorprendió mucho de la Patagonia fue que allí el exterminio se había producido en épocas muy recientes. No estamos hablando de 1500 o 1600 sino que de finales del siglo XIX y comienzos del XX. O sea, es como decir, en términos históricos, esto ocurrió ayer. Esta situación no la conocía. Fue una triste sorpresa, sobre todo cuando empiezo a investigar la vida de José Menéndez y su participación en las masacres de los pueblo originarios, que es un tema sobrecogedor.

¿Das a conocer testimonios o documentos inéditos?

Claro que sí, para mí era muy importante traer a colación, compilar de algún modo, los testimonios contemporáneos. Por ejemplo, con respecto el exterminio de los selknam de Tierra del Fuego, traigo al libro el testimonio de los Salesianos. Ellos tenían una Misión que estaba al lado de las estancias de José Menéndez y cuando salían de la Misión no era raro encontrarse con selknam muertos por tiros de rifle. Creo que esos testimonios son importantes. En cuanto a las condiciones de los peones que trabajaban en las estancias, tema que también me interesa mucho, lo que hago es extraer los testimonios de los militares y de la policía, que eran muy poco sospechosos de simpatizar con los peones, pero que sin embargo se asombraban de las condiciones tan duras en las que éstos trabajaban.

¿Tuviste oportunidad de conversar con descendientes directos de Menéndez u otros estancieros?

Me he contactado con descendientes de los Menéndez asturianos, con la familia que quedó en España. Luego he obtenido un testimonio que considero de mucho valor. José Menéndez tenía en su estancia de Tierra del Fuego, Primera Argentina, un capataz escocés llamado Alexander Mac Lennan, apodado “Chanco Colorado”, de infausta memoria en la población de Punta Arenas, porque todo el mundo sabe fue un cazador de indios, y él mismo lo reconocía. Pude conversar con un bisnieto de Mac Lennan en la Tierra del Fuego argentina. Y me sorprendió mucho al decirme que gracias a lo que había hecho Menéndez y los demás estancieros hoy en día no existen en Tierra del Fuego los problemas de reclamos de pueblos indígenas que sí existen en otros lugares de Argentina y de Chile. Imagínate que cosa más sorprendente y lamentable.

Sí, hubo una cacería de indígenas en Tierra del Fuego, los que fueron rematados en el centro de Punta Arenas como si se tratara de un mercado de esclavos.

¿Entonces los descendientes no asumen ningún compromiso con la verdad histórica?

No lo hacen. Osvaldo Bayer, historiador argentino, se entrevistó no hace muchos años con el dueño de la La Anónima, que fue como se conoció la compañía que en 1908 fundó José Menéndez junto a su yerno Mauricio Braun, cuando Bayer le planteó a Federico Braun que podrían por lo menos realizar un acto de desagravio por el exterminio, éste respondió que él había nacido el año cuarenta y tantos y no tenía nada que ver con esas cosas que se decían. Esto contrasta con empresas como Mercedes o Bayer en Alemania, que emplearon trabajadores esclavos y hoy sustentan museos y fundaciones para dar a conocer esa época oscura de su historia empresarial. Es decir, esa responsabilidad existe. Es muy importante rescatar la memoria histórica.

En cuanto a la Congregación Salesiana, al parecer su rol fue bastante controvertido ¿Qué papel jugaron realmente en los sucesos relacionados con los indígenas?

Los salesianos llegaron a tener en isla Dawson un aserradero y exportaban madera a las islas Malvinas. En estas tareas los salesianos empleaban a los indígenas. Los primeros salesianos establecieron misiones evangelizadoras en Tierra del Fuego y fueron muy críticos con los terratenientes. Realmente trataron de proteger a los indígenas y a la vez evangelizarlos, pues pensaban que eso los ayudaba. Pero hay un momento en que se entregan al poder económico de los estancieros, y la siguiente generación de salesianos está completamente subordinada a la voluntad de los hacendados. Es entonces cuando se escribe una historia favorable a los estancieros como forjadores del progreso en la Patagonia. Estos salesianos se convirtieron en defensores de esa historia manipulada.

De acuerdo a tus investigaciones ¿Cuánto de culpa tuvieron los gobiernos de Chile en el genocidio?

Mucha. Las leyes de colonización chilenas y argentinas, que he estudiado en detalle, establecían como límite 30 mil hectáreas para ser entregadas en arriendo a los colonos, porque la intención que se tenía sobre el papel era que llegaran los inmigrantes europeos a instalarse con pequeñas estancias ganaderas, que es por ejemplo lo que pasó en Australia, pero Menéndez, Braun y otros, lo que hacen es conseguir que los gobiernos chileno y argentino se salten sus propias legislaciones para obtener más tierras, pertenecientes obviamente a su habitantes originales. José Menéndez se movía en los pasillos del Congreso de Santiago y Buenos Aires con muchísima habilidad y dinero, llegando a tener en nómina a gobernadores de la Patagonia. En el caso de Chile a Mariano Guerrero Bascuñan, que cuando dejó de ser delegado de gobierno en Magallanes se fue a Santiago y trabajó para los estancieros. En Argentina con Carlos Moyano, que fue gobernador de Santa Cruz, pasó lo mismo. Eran conseguidores de tierra. Existe una responsabilidad absoluta de los gobiernos, pues permitieron toda clase de tropelías.

¿O sea que los gobiernos estaban totalmente al tanto de los crímenes?

Los gobernadores que llegaban a Punta Arenas lo hacían de buena voluntad y a su arribo se encontraban con dos clases de injusticias: acaparamiento de tierras y exterminio de indígenas. Entonces, qué ocurre, que las protestas iniciales se transformaban al poco tiempo en colaboración directa con los terratenientes, todo gracias al dinero y la influencia de Menéndez en el Congreso. El dinero tiene la virtud de acallar las críticas.

Entiendo que incluso hubo episodios de esclavitud

Sí, hubo una cacería de indígenas en Tierra del Fuego, los que fueron rematados en el centro de Punta Arenas como si se tratara de un mercado de esclavos. Esto ocurrió en 1895, en una época en que en Chile no existía la esclavitud, pues había sido abolida muchísimos años atrás. Fue algo infame para la historia de la ciudad. El episodio fue denunciando en la época y lo que traigo a colación en el libro son testimonios contemporáneos. De hecho se hizo un juicio que al final, por influencia de los estancieros, se sobreseyó.

¿Cómo asumen hoy los magallánicos la historia del exterminio?

Estuve allá en 2009 y 2011, recorriendo Tierra del Fuego y Punta Arenas. También estuve en la Patagonia argentina. Yo diría que en Punta Arenas hay una distancia bastante grande en relación a la forma que se cuenta la historia oficial en el lado argentino. En Argentina a nadie se le ocurriría poner a una calle José Menéndez o Mauricio Braun. En cambio en Punta Arenas todo el centro de la ciudad está orientado a apuntalar la memoria de esos pioneros, una memoria monolítica. Allí se observan algunos de sus palacetes. Finalmente aquellas familias perdieron todo interés en Punta Arenas y se instalaron en Buenos Aires o en Santiago, donde era mucho más fácil seguir a sus compañías o a sus sociedades. Entonces me sorprendió esa visión histórica oficial en Punta Arenas, porque contrasta con la opinión de los ciudadanos comunes y corrientes, que tienen muy claro que existe una historia impuesta. Los estancieros no sólo se apropiaron de tierras y asesinaron a los pueblos originarios, sino que también afectaron profundamente la flora y fauna de la región.
_________________________

Un poco de historia

“El momento propicio para retomar lo que para sus descendientes [de José Menéndez] debía ser un merecido homenaje a quien contribuyó decisivamente al progreso de la región, va a llegar en 1975, durante la criminal dictadura de Chile responsable de asesinatos, secuestros y torturas. Ese año se celebraba en Punta Arenas el centenario de la llegada de José Menéndez, organizándose una serie de actos en los que participarán dos de sus más ilustres nietos, el historiador Armando Braun Menéndez y el escritor Enrique Campos Menéndez. Este último, estrecho colaborador del gobierno militar, logrará que el sanguinario dictador promulgue una ley que supone el cambio de nombre de la calle Valdivia, que a partir de entonces se llamará calle José Menéndez. Se trata del decreto nº 1040 promulgado en Santiago el 27 de mayo de 1975 y que fue publicado en el Diario Oficial de la República de Chile del 6 de junio. Lleva la firma de Augusto Pinochet Ugarte, general de ejército, dictador de Chile”. El 2015 se cumplirán 140 años de la llegada de Menéndez a la Patagonia, sería de justicia anular el decreto del dictador y rebautizar la calle con el nombre de alguno de los pueblos originarios que José Menéndez se empeñó en exterminar. Publicada en revista Punto Final Nº 811, año 48, Agosto 22/ 2014

Fuente: Rebelión

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

45 Respuestas en Los Menéndez y los Braun, terror de la Patagonia

  1. re 27 Julio, 2017 en 12:03 am

    Los zurdos apoyan a los separatistas mapuches, que solo son originarios del lado de Chile… Zurdos sionistas vendepatria…

    Responder
  2. Yisus 30 Abril, 2017 en 1:06 am

    Acá en Chile se homenajea a asesinos y a nadie le importa, los personajes que ostentan algún grado de poder no están ni ahí con la historia, sólo el dinero.

    Responder
  3. hugo 3 Abril, 2017 en 9:40 pm

    hola, tengo en mi poder, un libro original de La Anonima de esa epoca, donde registraban todo los movimientos de las ventas, activa y pasivas. me han llamado muchas veces de ese supermercado para comprarmelo, no se si venderselo a ellos por todo lo que hicieron.-

    Responder
    • Luis 9 Abril, 2017 en 4:29 pm

      no no lo vendas, o hacele una copia y vendele una copia. cuidalo al original y protegelo.

      Responder
  4. Fernando 1 Abril, 2017 en 3:49 pm

    Indignante y una vergüenza la utilización histórica y el silencio de los Estados, frente a la barbarie de la civilización capitalista. Menéndez y Braun usureros, corruptos del poder político, asesinos de los pueblos originarios y de los trabajadores en la Patagonia que tiñeron de sangre, gracias al complice silencio de la Iglesia y la orden de los Salecianos.

    Responder
  5. Susan Martinez 24 Febrero, 2017 en 12:17 pm

    Otro libro además de los 4 tomos de Osvaldo Bayer, es el de José María Borrero, La Patagonia Trágica, un periodista español contemporáneo a las huelgas de 1920, que describe como se hicieron de la tierra y como trataban a los trabajadores rurales y masacraban a la población original.
    Igual es vergonzoso que aun esté el busto de José Menendez en el hall central del Centro Asturiano.

    Responder
  6. Ramón 23 Febrero, 2017 en 1:19 pm

    Tengo bibliografía que asevera lo estudiado por el autor del libro. En mi bibliografía hay fotografías de indígenas fueguinos llevados a la Exposición de París de 1889, expuestos en una jaula como Antropófagos. Deplorable algunos comentarios…

    Responder
  7. Dario 22 Febrero, 2017 en 3:53 pm

    Sos un boludito importante soto…

    Responder
  8. Pingback: » Notas » Mirando con la nuca al Pueblo

  9. Pingback: Familias ejemplares | PUNZA

  10. Martin R. Perez 8 Agosto, 2016 en 10:52 pm

    Una historia sorprendente. Que hace mas intrigante a nuestra hermosa patagonia. Cautivante historia. Felicitaciones al editor.

    Responder
    • Alvaro 13 Septiembre, 2016 en 11:01 pm

      El Mito triunfa sobre la verdad objetiva o al menos,sobre la documentada. Jardiel Poncela: “La mentira es siempre creíble, la verdad es siempre inverosímil”. Ninguno de los preopinantes (inclusive yo) vivió en esa época en la Patagonia, hoy nos quedan mitos, leyendas, novelas y documentación que poca gente lee. Ntzsh decía que “no hay hechos sino interpretaciones”. Mi interpretación es que gente con agallas, emprendedores sin ayuda del Estado, con muchos trabajo y poco dinero, sin hospitales, carreteras, comunicaciones,… organizaron en poblados pobrísimos, lejanos y en un territorio que es un desierto, empresas comerciales, navieras o empresas agrarias. Ojalá hoy viviera esa clase de gente y no empresarios, socios del Estado y que se llenan sus bolsillos con el dinero de los que menos tienen.

      Responder
      • jose 16 Octubre, 2016 en 11:26 am

        Mi abuelo siempre contaba que era muy común ver originarios (indios) con una sola oreja, porque los Menedez Behty, dueños de la Anónima, pagaban un peso oro por indio muerto, cuando se apiolaron que todos andaban con solo una oreja, pedían la cabeza.

        Responder
      • Raúl 23 Febrero, 2017 en 12:57 am

        Estos emprendedores de la Patagonia que mencionas , incluye a Menéndez?

        Responder
      • Bernardo Muñoz 24 Febrero, 2017 en 8:48 pm

        Estimado Alvaro,
        Tú opinión, que pretendes respaldar con un principio filosófico de Nietzsche, es parcial, no objetiva y derechamente antojadiza. Al parecer, pasas por alto dos aspectos fundamentales en los procesos de desarrollo de las sociedades. Primero, todo el mundo reconoce que el emprendimiento de estas familias pioneras ha resultado fundamental para el desarrollo de la region. No obstante, ello no los exculpa de sus malas acciones. Segundo, pareces olvidar que es una conducta típica de los dictadores y asesinos que encabezan procesos económico-sociales el realizar grandes obras de filantropía. Ello, con la clara finalidad de lavar sus manos de la sangre que derramaron para consolidarse en sus estructuras de poder.
        Te recomiendo desarrollar una visión de conjunto, una visión más amplia de los procesos sociales y de la valoración de la vida humana antes de emitir una opinión. Que tengas buena salud.

        Responder
      • Enrtes 11 Abril, 2017 en 10:29 pm

        Alvaro sos un reverendo sorete hijo de puta ojala que sufras por toda la eternidad en el infiernos facho, al igual que todos los fachos

        Responder
    • osvaldo baletto 24 Noviembre, 2016 en 12:16 am

      Hoy los descendientes de los Braum Menendez, llegaron al poder en la Argentina, con puestos importantes en el gobierno electo en 2015

      Responder
  11. Rodolfo González Salinas 13 Julio, 2016 en 8:34 pm

    El libro se llama “Menéndez, rey de la Patagonia” (Editorial Catalonia),

    Lo estoy leyendo y es muy bueno

    Responder
  12. Pingback: Aranceles le frena a Comercio la dorso del correo puerta a puerta - Economía y Finanzas Hoy

  13. Norberto Nicola 8 Mayo, 2016 en 2:49 pm

    Muy buena la entrevista deja etrever que el libro debe estar por lo menos interesante, etaria bueno leerlo y luego esgrimir algun pensamiento,no entiendo y tampoco comparto el haber matado por algo que tiene que ser menos valioso que la vida. sea de quien sea esta. el aue opina lo contrario,realmente tiene un problema grave!!.

    Responder
  14. Marcelo caboni 8 Mayo, 2016 en 2:48 pm

    me gusta los informes

    Responder
  15. Vladimir Sacha Spergoff 6 Mayo, 2016 en 7:17 pm

    Lo mas lindo es que Marcos Peña-Braun actual jefe de gabinete de Mauricio Macri es tataranieto del asesino Mauricio Braun , todo queda en familia y seguimos gobernados por las mismas personas de antaño.

    Responder
    • Pablo 20 Abril, 2017 en 3:58 pm

      Medios alemanes afirman que las estancias de los Braun menendez fueron centros de asesinatos en épocas de las dictadura del 76 al 1983.

      Responder
  16. elena muller 30 Abril, 2016 en 9:17 am

    mut interesante su publicacion referente a la patagonia

    Responder
  17. sandra rubilar 18 Abril, 2016 en 9:29 am

    La ignorancia y Las pocas ganas de reconocer sus errores son las que hablan para defender lo indefendible, la gran verdad es que estos colonizadores exterminaton a los indígenas de la zona.
    Y todo se tapa con plata.

    Responder
  18. NIC 18 Abril, 2016 en 6:21 am

    Hay una carte de Jose Menendez a sus subordinados en los campos que explotaba, aunen aquel entonces, propiedad del Estado Nacional ( y pronto que pasarían a ser su propiedad), dónde , concientemente del daño que provoaban sus ovejas por sobre pastoreo al suelo, les indicaban que bajen la carga animal , ya que pronto las tierras que explotaban pasaría a ser su propiedad y no era conveniente seguir deteriorando el suelo.
    Esto da una idea que ya , a principio del siglo XX , éste latifundista era conciente del daño que provocaba el sobre pastoreo y que hoy es la principal causa del MAYOR PROBLEMA ECOLOGICO QUE SUFRE LA PATAGONIA; LA DESERTIFICACION.

    Responder
  19. MAYTE 3 Abril, 2016 en 1:25 am

    ES VERDAD QUE MATARON A LOS INDIOS EN TODA AMÉRICA DEL SUR Y EN TIERRA DEL FUEGO ,TAMBIÉN MATARON A LOS INDIOS ONAS, Y EL PRESIDENTE DERQUI MANDO A CORTAR LOS TESTÍCULOS A LOS INDIOS EN LA PATAGONIA PARA QUE NO SE REPRODUZCAN …BUSQUEN UN LIBRO Y LEAN . LO QUE PUBLICO EL ESCRITOR ASTURIANO ES VERDAD Y SI ALGUIEN DEFIENDE AL ASESINO MENENDEZ ES PORQUE ES DESENTIENDE DE ESE PERSONAJE…….MAYTE.

    Responder
  20. Anonimo 1 Abril, 2016 en 1:16 am

    Estimado,

    Le pido respetuosamente que se informe mejor sobre aquellos acontecimientos dado a que no es primera persona en contar la historia de manera incorrecta.

    – Alguien de la 5ta Generación Familia CBM

    Responder
    • diablillo 1 Abril, 2016 en 9:53 am

      Estimado miembro de la “5ta generación”. Este espacio se encuentra abierto para realizar cualquier descargo e incluso para presentar su propia versión de la historia.
      Gracias por contactarse.

      Responder
  21. EDUARDO 19 Marzo, 2016 en 8:56 pm

    ESTO NO SE ARREGLA CON PEDIR DISCULPAS SE LES DEBERIAN EXPROPIAR LAS TIERRAS, Y REPARTIRLAS ENTRE LOS DESCENDIENTES DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

    Responder
  22. Juan Hernández Aguayo. 18 Marzo, 2016 en 8:52 pm

    Ruego indicarme donde puedo comprar éste libro, el tema es interesante. He leído el libro de José María Borrero, de Danka Ivanoff el de Osvaldo Bayer,y los libros de Carlos Vega Delgado.Y me gustaría conocer el libro del historiador español.

    Responder
  23. Juan Hernández Aguayo. 17 Marzo, 2016 en 3:31 pm

    En la historia de este país se encuentran muchas matanzas de seres humanos. En 1906, se mataron 3600 trabajadores en Iquique, en la huelga de la carne en Santiago otros 50, en el derrocamiento de Balmaceda otra gran cantidad, en la dictadura de Pinochet otros miles y en la dictadura de Carlos Ibañez del Campos otra cantidad.

    Responder
  24. Alberto 24 Febrero, 2016 en 5:24 pm

    Siempre los poderozos para enriquecer e o los ambiciosos asesinan y roban a los pueblos originales de esa forma dicen se crea la civilización …en base a sangre digo yo.

    Responder
  25. fabian 23 Febrero, 2016 en 4:04 pm

    No importa si eran pocos o muchos los habitantes asesinados…fueron seres humanos a los que hicieron sufrir éstos asesinos y punto…todo mi repudio!!!

    Responder
  26. mariano bueno 22 Febrero, 2016 en 12:32 am

    alvarez soto poco creible es tu comentario,ya que partiendo de la base de que no tenes idea que tierra del fuego es patagonia pura todo lo que puedas agregar no tiene sentido,seria bueno que averiguemos tu arbol genealogico ya que no me resultaria extraño encontrar cazadores de indios en el mismo,ya que tu comentario ofensivo hacia el escritor del libro me da mucho que pensar.caso contrario solo estamos frente a un pobre ignorante seguramente encapsulado en capitulos del planeta los simios.en otras palabras dedicate a estudiar historia y no a hacer comentarios de nene abusado por su abuelo, pedazo de mogolico hijo de una camionada de gordas tortilleras

    Responder
  27. Carola Bv 21 Febrero, 2016 en 11:53 pm

    La negación de algunos de aceptar lo que realmente pasó…. es una verguenza!!! Y hasta lástima me dan… aunque hayan sido un par de indígenas los vinierón a MATAR igual y no sólo matarón indígenas también trabajadores Chilotes!! Asuman la verdad ignorantes!! ….. Grande Alonso Marchante!!!

    Responder
  28. Luis Rossi 21 Febrero, 2016 en 9:29 pm

    Seria interesante saber por que Mauricio Macri nombro ministro al actual gerente y propietario de s.a. Imp y Exp. de la Patagonia, descendiente directo de los genocidas.

    Responder
    • mario 18 Abril, 2016 en 12:07 am

      porque propicia un nuevo genocidio de pobres

      Responder
  29. andres muñoz 21 Febrero, 2016 en 5:29 pm

    Alvarado soto .para matar tu ignorancia tierra del fuego es parte absoluta de la Patagonia argentina chilena ,estos asesinos Popper y otros tantos mas, eran pagados por estos terratenientes MENENDEZ Y BRAUN entre otros y que triste cuando comentas mataron algunos indios (indígenas)y la población indígena superaba los 10,000 habitantes dicho por Lucas bridge ,,,una lastima

    Responder
  30. Alejandro Lavquén 27 Enero, 2016 en 11:31 am

    Sobre el comentario de Álvaro Soto, aclarar dos cosas. Primero: No se trata de un artículo escrito por mí, sino que se trata de una entrevista a José Luis Alonso Marchante, autor del libro “Menéndez, rey de la Patagonia” (Editoral Catalonia), que fue publicada originalmente en revista “Punto Final”. Segundo: Respecto a la foto, efectivamente tiene razón Álvaro, se trata de Julio Popper, pero el error no es mío, puesto que la entrevista ha sido reproducida por “Contrainfo” y corresponde a ellos la decisión de poner esa foto. Error subsanable, por cierto. Sobre el contenido de las respuestas, eso habría que replicarlo directamente al autor del libro.
    Saludos cordiales
    Alejandro Lavquén

    Responder
  31. Alvaro Soto 27 Enero, 2016 en 12:28 am

    La foto donde dice “Menendez y Braun cazan pobladores selknam en la Patagonia” no es en la Patagonia sino en Tierrra del Fuego y no son Menedez y Braun sino gente de Julio Popper. Todo el resto del artículo es tendencioso y con datos falsos. De esta manera les hacen un favor a los Menendez y Braun. Lo mejor es chequear la información para no hacer papelones. Es cierto que los blancos, el gobierno chileno, algunos pobladores y los buscadores de oro mataron algunos indios. La población indígena en Tierra del Fuego era escasa. Averigüen bien Saludos, Alvaro

    Responder
    • ignacio A 24 Febrero, 2016 en 3:38 pm

      cuanta estupidez en ese comentario, debes tener conectado el trasero a tu boca

      Responder
      • José legue Medina 26 Abril, 2017 en 9:55 pm

        Si yo fuera tu compañero …No lo vendo por nada, por que esta tierra se forjo con sangré indígena ,asesinatos violaciones y con la jinda de la corte de orejas……. Borran con la plata ….. Amigazo

        Responder
  32. Pingback: AMÉRICA O THE AMERICAS? – EL SIGLO BLANCO (III) | El viaje de las dos lamentaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *